22 de Septiembre de 2018

Mundo

Burócrata pasó 14 años cobrando sin trabajar

La ausencia laboral del funcionario fue detectada porque el Ayuntamiento de Cádiz le iba a entregar una placa por antigüedad.

Joaquín García dejó de asistir a su trabajo, pero eso no evitó que siguiera cobrando su sueldo. Imagen de contexto, solo para fines ilustrativos. (actualidad.rt.com)
Joaquín García dejó de asistir a su trabajo, pero eso no evitó que siguiera cobrando su sueldo. Imagen de contexto, solo para fines ilustrativos. (actualidad.rt.com)
Compartir en Facebook Burócrata pasó 14 años cobrando sin trabajarCompartir en Twiiter Burócrata pasó 14 años cobrando sin trabajar

Agencias
MADRID, España.- Joaquín García, un ingeniero gaditano jubilado de 69 años, ha estado sin acudir al trabajo durante al menos seis años –catorce, según fuentes cercanas al caso: desde 1996 hasta 2010– sin que nadie lo echara en falta y cobrando una nómina correspondiente a los 37 mil euros brutos anuales de su salario, informa 'El Mundo'. 

La trama se destapó cuando Jorge Blas Fernández, teniente alcalde del Ayuntamiento de Cádiz entre 1995 y 2015, decidió en 2010 realizar una revisión de control en la empresa de servicios públicos Aguas de Cádiz S.A. y se encontró con que nadie le había visto durante años, según publica el sitio web actualidad.rt.com. 

"Lo llamé a él y me dijo que estaba de días de asuntos propios y le pedí que viniera a verme. '¿Usted qué hace? ¿Qué hizo ayer? ¿Y el mes anterior?'. No supo responder", cuenta Fernández, añadiendo que esta situación salió a la luz cuando estaban "a punto de entregarle al funcionario una placa por los 20 años de servicio".

El expediente que se le abrió al funcionario español incluía el informe del entonces gerente de Aguas de Cádiz (ya fallecido), quien tenía su despacho frente al de García y aseguraba que llevaba años sin verle.

García niega totalmente las acusaciones y se justifica afirmando que fue víctima de acoso laboral por parte del Partido Popular, que al acceder al Ayuntamiento en 1995 decidió "quitárselo de encima" enviándole a un puesto sin tareas reales. 

El funcionario sostiene que acudió periódicamente a cumplir con su 'trabajo fantasma' y que durante todo este tiempo ha dedicado su tiempo a la lectura de Spinoza, filósofo de quien se hizo experto.

Según su entorno, la razón por la que no denunció esta situación fue porque "tenía una familia que mantener" y, a su edad, "temía no encontrar otro trabajo".

Este 20 de enero el Juzgado Contencioso-Administrativo 1 de Cádiz ha fallado a favor de imponer una sanción de casi 27 mil euros contra García. Es decir, el equivalente a un año de su salario neto (lo máximo reclamable legalmente).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios