17 de Octubre de 2018

Mundo

¿Por qué las personas desaparecen en este país?

Con la caída del régimen, ciudadanos tienen la esperanza de encontrar vivos a sus familiares.

Fatoumata Sawaneh llora al recordar a sus familiares desaparecidos, en Gambia, donde la caída del Gobierno que mantuvo al país en vilo durante 22 años abrió una nueva esperanza para los familiares. (AP/Jerome Delay)
Fatoumata Sawaneh llora al recordar a sus familiares desaparecidos, en Gambia, donde la caída del Gobierno que mantuvo al país en vilo durante 22 años abrió una nueva esperanza para los familiares. (AP/Jerome Delay)
Compartir en Facebook ¿Por qué las personas desaparecen en este país?Compartir en Twiiter ¿Por qué las personas desaparecen en este país?

Agencias
KANIFING, Gambia.- Fatoumata Sawaneh trata de contener las lágrimas al hablar de su padre, una de los cientos de personas que desaparecieron durante los 22 años de gobierno de Yahya Jammeh, en este pequeño país de Africa occidental.

El imán Ousman Sawaneh fue detenido en octubre del 2015, cuando dirigía un grupo de voluntarios que limpiaban yuyos (yerbas) en un cementerio. Su arresto, por razones jamás explicadas, desconcertó a su familia.

"No tenemos acceso a él", cuenta sollozando. "Esperamos poder verlo pronto".

Ahora, tras la sorprendente derrota electoral de la semana pasada, Fatoumata y muchos otros esperan volver a ver a seres queridos de los que no tiene noticias.

Jammeh ha sido acusado por organizaciones de derechos humanos de encabezar un gobierno que tortura a sus opositores y que silencia el disenso. Por años, cientos de personas han sido detenidas arbitrariamente, a menudo sin acceso a familiares o abogados. En la práctica, han desaparecido, pero sus familias no pierden la esperanza de que estén vivos.

Un tribunal de apelaciones ordenó el lunes le excarcelación bajo fianza de altos dirigentes de oposición detenidos en abril por realizar una manifestación de protesta pacífica. Al día siguiente, una Corte liberó a una docena de simpatizantes de la oposición que eran juzgados por impulsar concentraciones ilícitas. Un abogado aseguró que esa decisión indica que soplan "vientos de cambio".

Pero por cada caso sonado hay una cantidad de personas que permanecen incomunicadas, a menudo por razones nunca explicadas.

"Muchas familias no saben dónde están sus seres queridos", expresó Sabrina Mahtani, de Amnistía Internacional. "Gambia es un Estado gobernado a base del miedo, para mantener a la gente sumisa".

Mahtani asegura que se impuso una cultura del miedo y que "la gente no se expresaba abiertamente, no opinaba en las redes sociales, siempre estaba cuidándose la espalda".

El arresto de Sawaneh se produjo poco después de que él y otros imanes presentaran una petición a Jammeh, en la que lo exhortaban a liberar a unos agricultores detenidos, según Amnistía Internacional. Un tribunal dispuso que Sawaneh debía presentarse en una audiencia en marzo del 2016, pero la orden no fue acatada.

Mahtani afirmó que esto es bastante común y que el nuevo gobierno tiene la obligación de estudiar los casos de personas de las que no se tienen noticias, de abrir las puertas de las prisiones y de comenzar un proceso de sinceramiento y reconciliación.

Luego del revés electoral de Jammeh, por primera vez en décadas la gente destruyó afiches del líder al grito de "¡Libertad!", mientras los soldados miraban, algunos de ellos incluso alentando a los manifestantes.

Buscan a quienes se fueron para no regresar

Muchas familias quieren ser escuchadas ahora. Por ejemplo, Nfansu Ceesay dice que su hermano Ebrima, de 38 años, salió una mañana de su casa para reunirse con amigos en noviembre del 2015 y nunca regresó. La familia, según Ceesay, lo buscó por todos lados y ofreció dinero por información sobre su paradero.

"Es una persona jovial, que no desaparece así como así. Siempre duerme en casa", expresó Ceesay.

La frustración en torno a las desapariciones y otros abusos ayudó a encumbrar a Adama Barrow, el ganador de los comicios y quien ha dicho que liberará a todos los presos políticos.

"Los gambianos le dejaron saber a Jammeh que están hartos de las detenciones ilegales, de las matanzas, de los arrestos sin presentación de cargos por tres o cuatro años", declaró Mymuna Darboe, esposa de Ousainou Darboe, un líder de oposición excarcelado el lunes. Darboe y los otros liberados habían sido detenidos por exigir la entrega del cadáver de su correligionario Solo Sandeng, quien falleció por las torturas sufridas en la cárcel.

Otra familiar de una persona desaparecida, Isatou Kanyi, pidió al presidente electo que se asegure de que se investiga lo sucedido con su marido. Kanyiba Kanyi, militante del partido de Ousainou Darboe, fue apresado en septiembre del 2006 y no se ha vuelto a saber de él.

"Era el sostén de nuestra familia y su arresto y posterior desaparición nos dejaron en mala situación", dijo la esposa.

La elección de un nuevo gobierno abre las puertas para que se investiguen los abusos a los derechos humanos ocurridos durante el gobierno de Jammeh y "se revele lo que sucedió con todas esas personas desaparecidas", afirmó Andrea Ori, representante del alto comisionado para los derechos humanos de las Naciones Unidas en Africa occidental.

El periodista Chief Ebrima Manneh desapareció hace una década. Su hermano Musa logró escaparse a Italia, en un peligroso viaje por mar, para huirle a las previsibles represalias después de que pidió noticias sobre su hermano.

"La vida no volvió a ser la misma", comentó Musa. "Diez años desaparecido, es algo muy, muy doloroso".

(Texto de Carley Petesch, de The Associated Press)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios