21 de Mayo de 2018

Mundo

Ponen veneno en refrescos en plena época de alto consumo

Según los anarquistas, su acción busca obligar a las trasnacionales a frenar el alto consumo de los productos.

Un grupo anarquista griego puso ácido clorhídrico (veneno) en botellas de refresco, con el fin que de fueran retiradas del mercado, de lo que nada se informó. (auralight.es)
Un grupo anarquista griego puso ácido clorhídrico (veneno) en botellas de refresco, con el fin que de fueran retiradas del mercado, de lo que nada se informó. (auralight.es)
Compartir en Facebook Ponen veneno en refrescos en plena época de alto consumoCompartir en Twiiter Ponen veneno en refrescos en plena época de alto consumo

Agencias
ATENAS, Grecia.- Una organización anarquista griega declaró haber envenenado aleatoriamente más de un centenar de botellas de bebidas fabricadas por Coca-Cola y Nestlé, para sabotear la actividad de ambas multinacionales en Grecia.

En una declaración de seis páginas enviada al periódico digital zougla.gr y otros medios de comunicación, el colectivo, identificado como la Federación Anarquista Informal-Complot Internacional por la Venganza, señaló que la elección del periodo vacacional no ha sido casual, pues debido a un aumento del consumo las multinacionales suelen multiplicar sus beneficios estos días. 

En un video que acompañaba el envío se afirma que la federación "no tiene como objetivo envenenar a gente inocente", y por eso advierte del comienzo del boicot. "La finalidad es conseguir que esos productos sean retirados del comercio durante la acción de sabotaje y causen perjuicio económico a las corporaciones multinacionales".

Las botellas de medio litro de Coca-Cola o Nestea "de todos los sabores", afirma el colectivo, ya han sido distribuidas entre distintas tiendas y centros comerciales de ciudades como Atenas y Tesalónica. Cada una contiene cerca de 100 mililitros de ácido clorhídrico, lo que difícilmente podría matar a quien lo consuma, pero es capaz de dejar quemaduras graves en el esófago y el estómago.

El grupo explica con detalle por qué eligieron el ácido clorhídrico y no otras sustancias igual o más peligrosas: descubrieron que solo este ácido no altera el color de los refrescos. De este modo se hace imposible distinguir las botellas envenenadas del resto.

Una prueba química realizada por los periodistas de zougla.gr reveló una importante presencia de ácido clorhídrico en la botella de muestra enviada junto con la declaración. El sitio informa también de que el peritaje posterior llevado a cabo en un laboratorio profesional y por órganos competentes confirmó el resultado.

La información no aclara si la acción tuvo consencuencias o si  las empresas finalmente retiraron del mercado los productos.

(Con información de actualidad.rt)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios