20 de Octubre de 2018

Mundo

En Inglaterra nadie puede ser obligado a casarse

Entra en vigencia nueva ley contra los matrimonios forzados, un "gran paso" en la lucha contra los abusos de derechos humanos.

La ministra del Interior británica, Theresa May, dijo que los matrimonios forzados "son una tragedia para cada una de las víctimas" de esa práctica. (buendiario.com)
La ministra del Interior británica, Theresa May, dijo que los matrimonios forzados "son una tragedia para cada una de las víctimas" de esa práctica. (buendiario.com)
Compartir en Facebook En Inglaterra nadie puede ser obligado a casarseCompartir en Twiiter En Inglaterra nadie puede ser obligado a casarse

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- La ley contra los matrimonios forzados entró el lunes en vigencia en Inglaterra y Gales, y fue calificada por organismos humanitarios como un "enorme paso adelante" en la lucha contra los abusos de derechos humanos.

Desde 2008, las cortes británicas tenían poder legal para dictaminar las llamadas "órdenes civiles" con el fin de prevenir los matrimonios forzados.

Sin embargo y por primera vez, la nueva ley hace que los matrimonios forzados se conviertan en un delito criminal, punible con hasta siete años en prisión, según publica el sitio web ansa.it.

El gobierno británico sostuvo que la legislación protegerá anualmente a miles de potenciales víctimas.

La medida se aplicará a personas que son forzadas a casarse en Inglaterra y Gales, como también a ciudadanos británicos que están en riesgo de ser forzados a casarse en el extranjero.

El año pasado, la Unidad contra Matrimonios Forzados, que depende del gobierno, lidió con mil 302 casos.

De ese total, un 82 por ciento de los casos son mujeres, 18 por ciento son hombres, mientras que un 15 por ciento son menores de 15 años.

El año pasado, la Unidad contra Matrimonios Forzados, que depende del gobierno, lidió con mil 302 casos, 82% de ellos fueron de mujeres

Los casos involucran a 74 países, aunque la mayoría provienen de Pakistán (43 por ciento), de India (11 por ciento) y Bangladesh (10 por ciento).

Por su parte, la ministra del Interior británica, Theresa May, dijo que los matrimonios forzados "son una tragedia para cada una de las víctimas" de esa práctica.

"La criminalización de esta práctica es un nuevo paso del gobierno para garantizar que las víctimas sean protegidas por la ley y que tengan la confianza, seguridad y libertad para elegir con quién quieren casarse", agregó.

Bajo la nueva ley, violar una orden de protección contra matrimonios forzados también es punible, con hasta cinco años en prisión.

En ese sentido, Mak Chishty, de la Asociación de Oficiales de la Policía (ACPO, en sus siglas en inglés), dijo que la nueva legislación facilitará la labor policial en Inglaterra y Gales.

"Es un paso muy importante porque por primera vez se tipifica como delito a los matrimonios forzados, nos permite llevar a los culpables a las cortes y conseguir condenas. Esto enviará un mensaje muy poderoso para evitar que se sigan cometiendo estos delitos en el futuro", destacó.

Según la nueva legislación, se considerará un matrimonio forzado cuando una de las partes "no consienta unirse en casamiento pero sea obligada a partir de la violencia física, psicológica, por presiones financieras, sexuales o emocionales".

La semana pasada, el gobierno informó que el número de menores que llamó a la línea de emergencia ChildLine preocupados por que podrían ser forzados a casarse se triplicó en los últimos tres años.

Aneeta Prem, fundadora del organismo benéfico Freedom Charity, que educa a adolescentes contra los matrimonios forzados, afirmó que la nueva ley "envía un mensaje poderoso acerca de que este abuso indefendible de derechos humanos no será tolerado".

La legislación entrará en vigencia en Escocia en los próximos meses, luego que el Parlamento de Edimburgo votara al respecto en enero pasado, aunque por el momento no regirá en Irlanda del Norte.

Jasvinder Sanghera, fundadora de la organización Karma Nirvana que apoya a víctimas de matrimonios forzados y los llamados crímenes de honor y que fue ella misma víctima de un matrimonio forzado a los 14 años, dijo estar "muy feliz" por la ley, que dará mucha más protección y penará a aquellos culpables del nuevo delito. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios