25 de Septiembre de 2018

Mundo

Israel practica la guerra en gigantesca maqueta

La infantería israelí realiza sus entrenamientos en la réplica de un pueblo árabe, la más grande de Oriente Medio.

Cerca de dos hectáreas mide esta réplica de un poblado árabe. (EFE)
Cerca de dos hectáreas mide esta réplica de un poblado árabe. (EFE)
Compartir en Facebook Israel practica la guerra en gigantesca maquetaCompartir en Twiiter Israel practica la guerra en gigantesca maqueta

EFE
JERUSALÉN, Israel.- Unidades de elite y soldados de la infantería israelí se entrenan en la guerra urbana en una pequeña ciudad construida en el interior de la Base de Tzelim a imagen y semejanza de un poblado árabe de Oriente Medio.

Conocido como Centro de Entrenamiento en Combate Urbano, el más despistado puede confundirse cuando comprueba desde la distancia que a pocos kilómetros de la base militar se encuentra una auténtica población árabe con sus minaretes, sus abigarradas calles, robustos bloques de edificios, alumbrado y azoteas pobladas de antenas.

Sin embargo, una vez en su interior, la presencia de tropas israelíes, así como carros de combate y figurantes, todos ellos envueltos por intermitentes andanadas de disparos de artillería -simulados-, delatan que se trata de un mero entrenamiento.

"Se trata de la réplica de una aldea árabe más grande de Israel y de la zona. (La construimos porque) no tenemos más remedio que combatir en áreas urbanas", apunta el teniente coronel Eli Aharón, encargado de instrucción en este centro, al que Efe tuvo acceso durante uno de los ejercicios.

Conocida bajo el nombre genérico de "Baladiya", de la voz árabe "balad" que significa ciudad, la réplica de dos hectáreas de superficie alberga comercios, barrios residenciales, un colegio, un hospital, mezquitas, una kasbah (casco antiguo árabe), un cementerio e incluso sedes de agencias y organizaciones humanitarias.

La construcción parece estar insirada en una aldea de Palestina o Líbano

Esta "maqueta" a escala real fue construida entre 2005 y 2007 por arquitectos israelíes con la asistencia del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EU, y financiada en un 40 por ciento con ayuda norteamericana.

Otros ejércitos de países aliados de Israel, entre ellos el de Estados Unidos, han entrenado también en la base en los últimos años.

La idea de entrenar a las fuerzas de tierra en una ciudad que simulara lo más posible a una aldea que bien podría ser palestina o libanesa, por mencionar dos ejemplos, surgió a raíz de la operación militar israelí "Muro de Defensa" en la primavera de 2002, lanzada en respuesta a una ola de atentados palestinos.

En esa ofensiva Israel efectuó numerosas incursiones en Cisjordania que terminaron desmantelando prácticamente la Autoridad Nacional Palestina (ANP) -entonces bajo el régimen de Yaser Arafat-, con episodios como el de Yenín, donde las tropas se encontraron en un cuerpo a cuerpo para el que no estaban preparadas y con un sinfín de trampas explosivas al entrar en las viviendas palestinas.

"Antes de esa operación nuestras instalaciones consistían en una o dos calles", refiere el teniente coronel, antes de subrayar que "el despliegue de los ejércitos regulares y no regulares de nuestros enemigos está hoy dentro de aldeas y centros poblados más que en espacios abiertos".

Desde entonces, Israel se ha enfrentado a la milicia Hizbulá en Líbano (2006), donde incurrió en los mismos errores que en 2002, y más recientemente, en la ofensiva "Plomo Fundido" (2008), sus fuerzas terrestres se enfrentaron a Hamás y a otras facciones armadas palestinas en la superpoblada Gaza.

El reducido número de bajas militares en 2008, sólo 11, fue consecuencia directa de los entrenamientos en Baladiya y otras medidas adoptadas para mejorar la capacidad de combate en zonas urbanas.

Patrones específicos

La urbe dispone de diferentes módulos que pueden ser re-configurados por los planificadores en función de las misiones para las que se preparan las distintas brigadas de combate e incluso proyectarse patrones de ciudades específicas.

Fue diseñada en base a fotografías aéreas del Ejército israelí de ciudades árabes de la región e incluye 472 construcciones que van desde casas de poca altura hasta edificios de varios pisos, como uno de ocho plantas y 50 habitaciones.

Entre dos y tres compañías se entrenan allí cada semana, la última compuesta por cadetes del batallón Guefen de la Academia Militar de Infantería.

Pertrechados con fusiles de asalto, varios de sus soldados se asoman a las ventanas de los edificios que dan a la plaza central de la ciudad y en la que se ubica la llamada "Mezquita Arafat".

En las prácticas simularon la toma de varias viviendas con balas de fogueo, así como la asistencia médica bajo fuego y evacuación de heridos en la batalla.

Para darle aún más realismo, entre 30 y 50 figurantes hacen las veces de enemigo, así como decenas de vehículos blindados operados por una compañía exclusivamente femenina, tanques y un sistema de audio que simula helicópteros, salvas de morteros, llamamientos al rezo musulmán y cánticos árabes, que suelen aderezar los ejercicios.

Los uniformados disponen de un total de 1,200 puertas, 2,500 ventanas, 12 kilómetros de amurallado y 7 de calles asfaltadas para poder ejercitarse en un escenario, el de la guerra, en el que irremediablemente la realidad siempre supera a la ficción. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios