19 de Noviembre de 2018

Mundo

Diputado brasileño, una mala copia de Donald Trump

Ha conquistado creciente apoyo popular a pesar de sus polémicas declaraciones sobre la violación y la homofobia.

Jair Bolsonaro acaba de ser procesado por la Corte, tras amenazar a una diputada feminista. (resumendelsur.com)
Jair Bolsonaro acaba de ser procesado por la Corte, tras amenazar a una diputada feminista. (resumendelsur.com)
Compartir en Facebook Diputado brasileño, una mala copia de Donald TrumpCompartir en Twiiter Diputado brasileño, una mala copia de Donald Trump

Agencias
BRASILIA, Brasil.- Apologista del estupro, la homofobia y la dictadura militar, el diputado Jair Bolsonaro es un émulo brasileño de Donald Trump, que ha conquistado creciente apoyo popular, y acaba de ser procesado por la Corte, tras amenazar a una diputada feminista.

El Supremo Tribunal Federal procesó por "incitar al estupro" al diputado Jair Bolsonaro, del Partido Social Cristiano (PSC), un mes después de que una adolescente fue ultrajada por 30 hombres en una favela, según publica el sitio web ansa.it.

"La violencia sexual es un proceso en el cual las mujeres son sometidas a través del miedo (..) y no se puede considerar como una broma" lo dicho por el diputado Bolsonaro, señaló el ministro de la Corte Luiz Fux en su argumentación.

De ese modo el magistrado hizo lugar a la denuncia presentada por la diputada Maria do Rosario, ex ministra de Derechos Humanos y defensora de opiniones favorables al movimiento feminista.

En pleno recinto del Congreso Bolsonaro se dirigió de forma agresiva hacia Maria do Rosario y pronunció una frase ofensiva, que encerraba una insinuación de estupro, hecho que desató una repulsa inmediata. Militar retirado, Jair Bolsonaro ha mantenido intensos cruces de opiniones con colegas que defienden el derecho al aborto y la penalización de la homofobia.

En diciembre de 2014, ante el Pleno de la Cámara de Diputados María del Rosario Nunes —dirigente y entonces gobernante del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT)— se refiriera en el Pleno a las violaciones de derechos humanos ocurridas durante la dictadura que imperó en Brasil entre 1964 y 1985.

Bolsonaro, un notorio defensor de ese particular momento de la historia brasileña, le respondió: “Ella no lo merece porque ella es muy mala, muy fea, no califica para mi gusto. Jamás la violaría. No soy violador, pero, si lo fuese, no la violaría porque no lo merece”.

Hace dos meses el diputado homosexual Jean Willys escupió en la cara a Bolsonaro, a quien ha definido como "un fascista troglodita".

Acaso emulando el estilo del candidato republicano Donald Trump, Bolsonaro hace de las posiciones extremistas una estrategia de marketing para posicionarse como el referente de la ultraderecha.

Un plan que parece haberle dado resultados positivos en términos de medición dado que tiene el por ciento de intenciones de voto si hubiera elecciones presidenciales este año.

Así lo indica una encuesta reciente en la que aparece en primer lugar el ex presidente Lula da Silva, seguido por la dirigente ecologista Marina Silva, ambos políticos de centroizquierda.

Las crisis de los gobiernos progresistas sudamericanos hacen que surjan personajes que aspiran ser salvadores de la patria con un discurso que apela a la "antipolítica" 

Sin olvidar que en 2014 fue el diputado nacional con más votos en el estado de Rio de Janeiro, donde tradicionalmente era el candidato de los militares y policías, pero en los últimos tiempos su base electoral fue ampliándose hacia ciudadanos civiles.

Es indudable que pese al clima de opinión conservador imperante en Brasil todavía no hay un dirigente de proyección nacional que sea declaradamente de derecha, señala el analista Merval Pereira.

La polarización política y las denuncias de corrupción de contra los gobiernos del PT alentaron un clima de opinión "radicalizado" hacia la derecha, según señaló Christophe Ventura, doctor por la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de París.

El "corrimiento" hacia la derecha que se ve en Brasil es parte de una tendencia que se constata en toda la región.

Las crisis de los gobiernos progresistas sudamericanos hacen que surjan personajes que aspiran ser salvadores de la patria con un discurso que apela a la "antipolítica" y hacia valores "progresistas", observa el doctor en ciencias políticas y profesor Andre Velazco e Cruz.

Entre esos valores están la igualdad de géneros, el respeto a las minorías sexuales y los derechos humanos.

Tres principios que son sistemáticamente atacados por Bolsonaro, quien ha dicho que los defensores de los derechos humanos "en el fondo" atentan contra los principios de la familia y le hacen "el juego a los marxistas y cubanófilos".

En abril de este año Bolsonaro votó por la apertura del impeachment contra la presidente Dilma Rousseff evocando a la dictadura y a un famoso torturador fallecido meses atrás. Ese discurso fue luego replicado por su hijo Eduardo Bolsonaro, quien hizo una exégesis del régimen de facto al que no considera como una dictadura sino como una "revolución".

Por otra parte, la diputada Maria do Rosario celebró la decisión del Supremo Tribunal de "abrir acciones penales contra el parlamentario que hizo una apología de estupro, un crimen hediondo, fue una victoria contra la impunidad".

El repudio de Maria do Rosario y grupos feministas puede perjudicar la imagen de Bolsonaro en sectores progresistas, pero tal vez lo consoliden en la parte más conservadora de la sociedad. Una táctica que parece copiada de la que emplea el postulante republicano a la presidencia Donald Trump.

El dato

  • En el 2011, el Bolsonaro salió librado de un proceso disciplinario en el Congreso tras ser acusado de homofobia por distribuir panfletos en los que se discriminaba a la comunidad homosexual.
  • El legislador también ha sido procesado por racismo luego de responder que no hablaría de “promiscuidad” cuando le preguntaron cómo reaccionaría si un hijo suyo tuviese una novia negra.
  • Pese a todo lo anterior, Bolsonaro fue el diputado más votado en el estado de Río de Janeiro en las elecciones legislativas del 2014.
  • Bolsonaro también figura en un lugar destacado dentro de los sondeos sobre intención de voto con miras a las elecciones presidenciales del 2018.

(Con inforación de wqww.peru21.pe)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios