17 de Diciembre de 2018

Mundo

Japón se levanta lentamente de triple calamidad

En su costa noreste, devastada por un temblor, un tsunami y un desastre nuclear, aún quedan desperdicios radioactivos.

La eliminación de los escombros del tsunami es desaseada pues muchos trabajadores carecen de supervisión, capacitación o equipo adecuado. (Agencias)
La eliminación de los escombros del tsunami es desaseada pues muchos trabajadores carecen de supervisión, capacitación o equipo adecuado. (Agencias)
Compartir en Facebook Japón se levanta lentamente de triple calamidadCompartir en Twiiter Japón se levanta lentamente de triple calamidad

Agencias
NARAHA, Japón.- A dos años de la triple calamidad: un temblor, un tsunami y un desastre nuclear que arrasaron con la costa noreste de Japón, escombros que contienen asbesto, plomo, policlorobifenilos y, tal vez lo más preocupante, desperdicio radiactivo de la planta nuclear de Fukushima Dai-Ichi se ciernen como amenaza para la región.

Hasta ahora, de acuerdo con AP, la eliminación de desperdicios que dejaron los desastres es desaseada. Los trabajadores, que muchas veces carecen de supervisión, capacitación o equipo adecuados, han dispuesto de la basura contaminada con escaso cumplimiento de las normas o de la seguridad, ya que el crimen organizado se ha infiltrado en el proceso de limpieza.

Los investigadores apenas están comenzando analizar las muestras ambientales en busca de posibles implicaciones para la salud de las toxinas que se hallan en la zona de desastre y que incluyen dioxinas, benceno, cadmio y otros desechos, dijo Shoji F. Nakayama, del Instituto Nacional de Estudios Ambientales, que está afiliado al gobierno.

Además de algunas encendidas reacciones a algunas sustancias en el polvo y los escombros, los riesgos de largo plazo son poco claros, dijo el funcionario.

La cantidad de escombros y de vehículos y motocicletas aplastados y desperdigados por la costa sólo dan una idea de la cantidad de basura que se ha retirado hasta ahora de las líneas costeras y valles rivereños que fueron arrasados por el maremoto. Para retirar, separar y procesar los escombros -y una extensa cantidad de suelo contaminado con radiación y otros desechos cerca de la planta en Fukushima- el gobierno depende de las grandes compañías constructoras cuyos sistemas de subcontratación en diversas capas están infiltrados por bandas criminales, conocidas como yakuza.

En enero, la policía arrestó a Sumiyoshi Kai, un importante miembro de la segunda yakuza más grande del país, bajo la sospecha de enviar ilegalmente a tres contratistas a Date, una ciudad en Fukushima que batalla con contaminación relativamente alta, a través de otra constructora y de quedarse con una tercera parte de su salario.

Kai dijo a los interrogadores que se le ocurrió hacer dinero en los proyectos de limpieza porque el pago diario, por el equivalente a entre 160 y 180 dólares, era mucho mayor que para otros trabajos de construcción, dijo el portavoz de la policía Hiraku Hasumi.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios