23 de Septiembre de 2018

Mundo

Inocente de 'ejecutar' al ebrio que mató a sus hijos

David Barajas fue acusado de balear al conductor que atropelló a sus pequeños, pero los cargos en su contra nunca pudieron comprobarse.

La parte acusadora no pudo comprobar que David Barajas asesinó a tiros al conductor José Banda, cuya sangre presentaba altos niveles de alcohol. (AP)
La parte acusadora no pudo comprobar que David Barajas asesinó a tiros al conductor José Banda, cuya sangre presentaba altos niveles de alcohol. (AP)
Compartir en Facebook Inocente de 'ejecutar' al ebrio que mató a sus hijosCompartir en Twiiter Inocente de 'ejecutar' al ebrio que mató a sus hijos

Agencias
ANGLETON, Texas.- El desconsolado padre que presenció la muerte de sus dos hijos no asesinó al conductor ebrio que los mató, ese fue el veredicto emitido el miércoles por un jurado en el Condado de Brazoria, algo que agudizó las emociones de ambas partes involucradas.

Un residente de Texas fue hallado inocente el miércoles de acusaciones de haber matado a tiros a un conductor ebrio que acababa de matar a sus dos hijos en un choque.

David Barajas, de 32 años, lloró al escuchar la decisión. Había sido acusado de matar a José Banda en un arranque de furia después del incidente cerca de Alvin en diciembre de 2012.

La fiscalía dijo que Banda embistió un camión que Barajas estaba empujando junto con sus hijos porque se había quedado sin gasolina, y que éste fue a buscar una pistola a su casa que estaba cerca y disparó contra aquél.

El fiscal Brian Hrach dijo al jurado durante el alegato final el miércoles que, aunque era trágica la muerte de los hijos de Barajas, el sistema de justicia "no se basa en la venganza sino en la ley".

"Lo que José Banda merecía era un juicio y castigo, un castigo legal", agregó.

Sin pruebas ni testigos

Sin embargo, la fiscalía tuvo que enfrentar obstáculos para borrar de la mente de los miembros del jurado cualquier trazo de duda razonable. Además, la policía no pudo presentar el arma asesina ni pruebas de residuos de pólvora en las manos de Barajas. Tampoco hubo testigos que lo vieran disparar esa noche de diciembre.

Aunque los abogados de Barajas no pudieron indicar qué otra persona pudo haber matado a Banda, quien presentó una concentración de alcohol en sangre dos veces por encima del límite legal, sí se las ingeniaron para crear una ambigüedad suficiente que alejó una posible condena.

El equipo de la defensa afirmó que el acusado no mató a Banda y que sólo pretendía salvar a sus hijos, David, de 12 años, y Caleb, de 11. El abogado Sam Cammack dijo a los jurados que los investigadores no presentaron ninguna prueba directa que vinculara a Barajas con el lugar del hecho.

De ser condenado, Barajas hubiera enfrentado una posible pena de prisión perpetua.

Muchos residentes en Alvin, 48 kilómetros al sudeste de Houston, han manifestado solidaridad con Barajas.

(Información de The Associated Press)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios