15 de Diciembre de 2018

Mundo

La mitad de accidentados en avión eran chinos

Setenta de los 141 pasajeros del avión que se estrelló e incendió en San Francisco eran estudiantes y profesores asiáticos.

Esta es la cola y otras partes del avión que se desprendieron al chocar contra la pista de aterrizaje. (Agencias)
Esta es la cola y otras partes del avión que se desprendieron al chocar contra la pista de aterrizaje. (Agencias)
Compartir en Facebook La mitad de accidentados en avión eran chinos Compartir en Twiiter La mitad de accidentados en avión eran chinos

EFE 
PEKÍN, China.- Tras el aterrizaje forzoso e incendio de un avión de Asiana Airlines en San Francisco, Estados Unidos, que cobró dos vidas, se dio a conocer que  setenta de los 141 chinos que viajaban en la aeronave son estudiantes y profesores de las provincias orientales de Shanxi y Zhejiang que viajaban al país norteamericano para participar en un campamento de verano.

El accidente, en el que las dos personas muertas resultaron ser jóvenes chinas, se produjo este sábado en la mañana cuando la cola del vehículo chocó contra la pista de aterrizaje, se desprendió y se incendió.

Terror en el aire

Después de casi 11 horas de viaje, los más de 300 pasajeros y tripulantes de un avión jumbo que viajaba de Seúl a San Francisco estaban ansiosos por llegar a su destino, pero el vuelo 214 de Asiana Airlines se estrelló apenas tocó la pista del aeropuerto de San Francisco el sábado por la mañana.

La cola del avión se rompió y la aeronave se incendió antes de detenerse. Los más afortunados no quedaron inconscientes y huyeron por los toboganes de emergencia en medio un humo espeso y un rastro de escombros.

Con espuma y agua, los bomberos ayudaban a apagar las llamas que ardían a través del fuselaje, y los policías lanzaron navajas a los tripulantes para que pudieran cortar los cinturones de seguridad de quienes quedaron atrapados, mientras los equipos de rescate retiraban a los heridos.

Increíble: solo dos muertos

Horas después se confirmó que de las 307 personas a bordo del avión, 182 fueron trasladadas a hospitales de la zona y sólo hubo dos muertos: dos adolescentes chinas que fueron encontradas afuera del avión entre los escombros. Pese a lo grave del choque, sobrevivientes y testigos se sorprendieron al enterarse de que la cifra de muertos y heridos graves no hubiera sido mayor.

"Cuando escuché la explosión, el ruido tan fuerte y el humo negro pensé: `Dios mío, todos murieron'", dijo Ki Siadatan, que vive a pocos kilómetros de distancia del aeropuerto internacional de San Francisco y observó del avión "tambaleante" y "un poco fuera de control" desde su balcón. "Mi primera reacción fue pensar que nadie podría haber sobrevivido".

Vedpal Singh, que estaba sentado a la mitad del avión y sobrevivió al accidente junto con su familia, dijo que no hubo aviso previo por parte del piloto o algún miembro de la tripulación antes del aterrizaje forzoso del avión, que produjo un fuerte sonido.

"Sabíamos que algo andaba terriblemente mal", dijo Singh, quien sufrió una fractura de clavícula y tenía el brazo en un cabestrillo.

"Es milagroso que hayamos sobrevivido", dijo.

Demasiado bajo

Otro pasajero, Benjamin Levy, de 39 años, dijo que le pareció que el avión estaba volando demasiado bajo y demasiado cerca de la bahía conforme se acercaba a la pista de aterrizaje. Levy, que estaba sentado en la fila aledaña a la salida de emergencia, dijo que sintió que el piloto intentó levantar el avión antes de que se estrellara, y piensa que la maniobra podría haber salvado algunas vidas.

El vocero del aeropuerto Doug Yakel dijo que 49 personas resultaron gravemente heridas y 132 sufrieron lesiones menos importantes.

El vuelo despegó de Shanghái, China e hizo escala en Seúl, Corea del Sur, antes de llegar a San Francisco, dijeron funcionarios del aeropuerto.

La aerolínea dijo que había 16 miembros de la tripulación y 291 pasajeros a bordo. El Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte de Corea del Sur dijo que los pasajeros del avión incluían a 141 chinos, 77 surcoreanos, 61 estadounidenses, tres canadienses, tres de India, un japonés, un vietnamita y uno de Francia, mientras que las nacionalidades de los tres pasajeros restantes no sido confirmada. Treinta de los pasajeros eran niños.

Muertas eran chinas

Los medios estatales chinos identificaron a las muertas como dos chicas de 16 años que eran estudiantes de secundaria de la provincia de Zhejiang, este de China. Sus nombres eran Ye Mengyuan y Wang Linjia, de acuerdo con la Televisión Central de China, que citó un fax de Asiana Airlines y al gobierno de la ciudad Jiangshan.

Al menos 70 estudiantes y profesores chinos iban en el avión rumbo a los campamentos de verano, informaron las autoridades educativas de China.

El presidente de Asiana Airlines, Yoon Young-doo, dijo en una conferencia de prensa televisada que se necesitará tiempo para determinar la causa del accidente. Sin embargo, cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que se hubiera debido a problemas mecánicos o en el motor, dijo que no creía que esa hubiera sido la causa.

Lowy informó desde Washington DC. Los periodistas de The Associated Press Jason Dearen y Sudhin Thanawala en San Francisco, Scott Mayerowitz en Nueva York, Pauline Arrillaga en Phoenix, Hyung-jin Kim en Seúl, Corea del Sur, y Louise Watt en Beijing contribuyeron a este despacho.

 

(Con información de EFE y The Associated Press)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios