16 de Noviembre de 2018

Mundo

La whoonga, una droga que esclaviza

Se trata de una mezcla de marihuana, heroína, medicamentos para el VIH y veneno para ratas que está alarmando al país.

El consumo de la droga está acarreando el aumento a la delincuencia. (mnn.com)
El consumo de la droga está acarreando el aumento a la delincuencia. (mnn.com)
Compartir en Facebook La <i>whoonga</i>, una droga que esclavizaCompartir en Twiiter La <i>whoonga</i>, una droga que esclaviza

Agencias
PRETORIA, Sudáfrica.- Las autoridades de Sudáfrica se han alarmado por una droga que está causando estragos en los municipios pobres. Se trata de la nyaope, aunque también es conocida como 'whoonga'.

La nyaope es barata y altamente adictiva. Es una droga relativamente nueva: apareció hace 6-7 años. Es una mezcla de marihuana, heroína de baja calidad y otros aditivos como veneno para ratas y antirretrovirales, que se utilizan para tratar el VIH, informa 'The Global Post' citado por RT.

En Sudáfrica, la nyaope es muy popular entre los grupos de bajos ingresos en los municipios que rodean Johannesburgo y Pretoria, las zonas afectadas por el desempleo y la pobreza. La nyaope se fuma y cuesta solo 30 rands (3 dólares) la pieza. 

El presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, advirtió que la joven nación se está convirtiendo en "esclava de tales drogas como la nyaope", contribuyendo al aumento de la delincuencia y la violencia doméstica. 

Una clínica de rehabilitación del Consejo Nacional Sudafricano sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (SANCA) en Vereeniging, cerca de Johannesburgo, reporta sobre 63 personas sometidas a tratamiento para curar la adicción a la nyaope en abril, 134 personas en junio y 223 personas en agosto. 

Las autoridades sanitarias dicen que les faltan medicamentos para ayudar a las personas con síntomas de abstinencia. Mientras tanto, centros de rehabilitación sin licencia se multiplican alrededor de Johannesburgo para satisfacer la demanda de las familias desesperadas en busca de ayuda. 

Mpho, una mujer de 23 años, entrevistada por 'The Global Post', confesó que realmente se convirtió en esclava de la nyaope: tuvo que robar y vender su cuerpo para poder comprar la droga. "Solamente quería ser feliz", explicó la joven.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios