26 de Septiembre de 2018

Mundo

 / EU-Cuba

Legisladores boicotean restitución de relaciones Cuba-EU

Prominentes figuras cubano-estadounidenses, como Marco Rubio y Robert Menéndez, buscan ciertas garantías de la isla y cambios tangibles.

El legislador republicano Marco Rubio, de ascendencia cubana, es uno de los que preparan una contraofensiva a la restitución de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana. (Archivo/AP)
El legislador republicano Marco Rubio, de ascendencia cubana, es uno de los que preparan una contraofensiva a la restitución de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Legisladores boicotean restitución de relaciones Cuba-EUCompartir en Twiiter Legisladores boicotean restitución de relaciones Cuba-EU

Agencias
WASHINGTON, D.C.- Legisladores que rechazan la iniciativa de Washington para normalizar las relaciones diplomáticas con Cuba preparan una contraofensiva para descarrilar esta política del gobierno del presidente Barack Obama.

Las iniciativas, auspiciadas por legisladores republicanos y algunos demócratas, buscan condicionar el aval del Congreso, requerido por ley, a cambios tangibles en materia de derechos humanos y mayores libertades del gobierno del presidente Raúl Castro, informa Notimex.

Entre los legisladores que alientan estas iniciativas figuran el demócrata Robert Menéndez y el aspirante presidencial republicano Marco Rubio, ambos de ascendencia cubana.

Los opositores a la apertura a Cuba buscan que Estados Unidos reciba la garantía de que los diplomáticos podrán viajar a cualquier parte de Cuba, y permitir el envío de suministros a través de la valija diplomática y el personal que Estados Unidos considere necesario.

Asimismo, quieren que Estados Unidos no tenga condicionamientos del gobierno cubano respecto al personal diplomático y que las fuerzas de seguridad cubana ofrezcan seguridad a sus instalaciones, sin intimidar a los cubanos que quieran acceder al inmueble.

La Casa Blanca ha desestimado la necesidad de recursos adicionales para la operación de una embajada, al indicar que su Sección de Intereses en La Habana ya tiene una presencia diplomática sustantiva.

Roberta Jacobson, quien encabeza las negociaciones con la isla, dijo en una audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores, que si se abre una embajada en La Habana, los diplomáticos estadounidenses muy probablemente trabajarían como en otros países “restrictivos”.

En China y Vietnam, los funcionarios estadOunidenses deben reportar al Ministerio de Relaciones Exteriores su movimientos en el interior del país.

Difícil confirmación

Los republicanos también han advertido que la designación presidencial de su embajador en la isla sería bloqueado en el Senado controlado por el Partido Republicano.

Menéndez se unió a la promesa de Rubio y del también precandidato republicano Ted Cruz, entre otros, de bloquear el nombramiento. “Creo que va a ser muy difícil que esa persona sea confirmada”, remarcó.

Asimismo, la bancada republicana intenta descarrilar la propuesta de ley denominada Avance Digital y de Telecomunicaciones en Cuba, que permitiría a compañías estadunidenses llevar la tecnología celular y de internet a la isla.

Otra propuesta presentada por Rubio y el legislador de Luisiana, David Vitter, limitaría esa legislación hasta que el gobierno cubano compense las expropiaciones de propiedades estadunidenses luego de la llegada al poder de Fidel Castro en 1959.

A su vez, en la Cámara de Representantes, los legisladores Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart presentaron una iniciativa que exigiría al Departamento de Estado hacer un reporte anual sobre el estado de los derechos humanos en Cuba.

El informe debería incluir una lista de personas “posiblemente encarceladas, detenidas, bajo arresto domiciliario, torturadas o de alguna manera perseguidas por el gobierno de Cuba por su búsqueda de sus internacionalmente reconocidos derechos humanos”.

Certificación contra terrorismo

Los legisladores cubano-estadounidenses apuntan que desde que Obama anunció su disposición para normalizar las relaciones con Cuba no se ha visto ningún cambio para mejorar la situación de los derechos humanos y el avance democrático en la isla.

Ambos han expresado su expectativa de que el Congreso presente observaciones a la recomendación del presidente para remover a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo antes del 29 de mayo cuando vencen los 45 días que el legislativo tiene para expresarse.

Cuba se dijo estar lista para concretar las negociaciones luego que Obama presentara al Congreso una certificación de que no realiza actividades terroristas, con el fin de retirarla de esa lista.

Asimismo el gobierno estadunidense trabajó para que una institución bancaria en Florida y la Sección de Intereses de la isla en Estados Unidos acordarán el restablecimiento de servicios bancarios para la operación de ésta última.

Los opositores también subrayan que la isla es un lugar seguro para fugitivos como la estadunidense Joanne Chesimar, en la lista de los 10 terroristas más buscados del FBI y Chales Hill, prófugo por asesinar a un agente de seguridad y secuestrar un avión civil.

Sin embargo, el gobierno de Obama ha dicho que cuando ambos países lleguen a un acuerdo para el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la reapertura de sus embajadas, sólo requiere de notificar al Congreso con 15 días de anticipación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios