23 de Septiembre de 2018

Mundo

Los Diez Mandamientos son instrumento de la 'ternura' de Dios

El Papa invitó a 'considerarlos como una enseñanza de la madre para ir bien por la vida'.

El Sumo Pontífice invitó a "releer" los Diez Mandamientos pues, dijo, "quizás los han olvidado". (Agencias)
El Sumo Pontífice invitó a "releer" los Diez Mandamientos pues, dijo, "quizás los han olvidado". (Agencias)
Compartir en Facebook Los Diez Mandamientos son instrumento de la 'ternura' de DiosCompartir en Twiiter Los Diez Mandamientos son instrumento de la 'ternura' de Dios

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- Los Diez Mandamientos son un instrumento de la "ternura" de Dios y de la Iglesia, y ésta última, al igual que una madre, no tiene "miedo" de "dar la cara" para apoyar a sus hijos, aun los más débiles que transitan caminos negativos, para encausarlos en la senda de la vida.

Ese es el cuadro que el Papa Francisco diseñó durante la audiencia general en Plaza San pedro, frente a más de 40 mil personas, ante quienes continuó su catequesis sobre la Iglesia como una madre, según publica el sitio web ansa.it.

"Me gusta tanto esta imagen, y vuelvo con gusto, porque me parece que dice no solo cómo es la Iglesia, sino qué rostro debería tener siempre la Iglesia", dijo a la multitud el Papa argentino.

El Sumo Pontífice invitó hoy a "releer" los Diez Mandamientos pues, dijo, "quizás los han olvidado". Son aquellos los que ya como arzobispo de Buenos Aires animaron su esfuerzo en el terreno de acercarse a personas de otras religiones y hombres de buena voluntad, que considera la base de valores comunes para el hombre contemporáneo.

Los Diez Mandamientos, dijo el Papa, también "nos invitan a ser honestos, a respetar al otro"

Luego de recordar que las madres saben con el corazón qué cosa es buena para sus hijos, el Pontífice dijo: "La Iglesia hace lo mismo. Pensemos en los Diez Mandamientos".

Éstos indican el "camino a recorrer, son fruto de la ternura, del amor mismo de Dios que nos los donó".

"Ustedes dirán 'pero son órdenes, son un conjunto de normas'; no, no. Quisiera invitarlos a leerlos -quizás se los han olvidado un poco- y a pensarlos en positivo: refieren a nuestro modo de comportarnos hacia Dios, hacia los otros y nosotros mismos. Son eso mismo que enseña una madre, nos invitan a no tener ídolos materiales que luego nos vuelven esclavos", dijo Jorge Mario Bergoglio.

Los Diez Mandamientos, continuó, también "nos invitan a ser honestos, a respetar al otro". E invitó a "considerarlos como una enseñanza de la madre para ir bien por la vida". Porque una madre, dijo, "jamás enseña lo que está mal, sino solo el bien de los hijos: así lo hace la Iglesia". "Cuando el hijo se convierte en adulto asume sus propias responsabilidades, camina con sus propias piernas. Si alguna vez tiene algún accidente, su madre siempre sabe con paciencia cómo continuar" para apoyarlo, dijo Francisco.

Ocurre que "aquello que la mueve es la fuerza del amor, sabe seguir con discreción y ternura el camino de los hijos y cuando se equivocan encuentra siempre el modo de estar cerca", agregó el Papa.

"En mi tierra decimos que 'una madre sabe dar la cara', es decir 'poner la cara': una madre sabe poner la cara por sus propios hijos, lo que la mueve es defenderlos siempre", sostuvo Francisco.

Y continuó: "Pienso en las madres que sufren porque tienen a sus hijos en la cárcel, no se preguntan si son o no culpables. Siguen amándolos aun cuando a menudo sufren humillaciones. No tienen miedo, saben dar la cara".

De ese modo, aseguró Francisco, "la Iglesia es como una madre misericordiosa que entiende, que trata siempre de alentar aun a los hijos que se han equivocado. Las madres no juzgan, ofrecen el perdón a Dios. Una madre ofrece su amor que invita a retomar la senda, ayuda también a los hijos que cayeron en un pozo profundo".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios