20 de Septiembre de 2018

Mundo

Los secuestros que conmovieron al mundo

La liberación de tres mujeres luego de 30 años de cautiverio en Londres recuerda algunos de los casos de plagio más tristemente célebres.

Amanda Berry (i) y Georgina De Jesús, dos de las mujeres que permanecieron cautivas una década en Cleveland. (Archivo/Agencias)
Amanda Berry (i) y Georgina De Jesús, dos de las mujeres que permanecieron cautivas una década en Cleveland. (Archivo/Agencias)
Compartir en Facebook Los secuestros que conmovieron al mundoCompartir en Twiiter Los secuestros que conmovieron al mundo

Agencias
MÉXICO, D.F.- Este jueves, en Londres, tres mujeres fueron liberadas luego de 30 años de estar en cautiverio a manos de una pareja de la cual se desconoce su nacionalidad.

Según Scotland Yard, las víctimas -una malasia de 69 años, una irlandesa de 57 y una británica de 30 que, según la policía, no guardan parentesco-, tenían "libertad controlada dentro de la casa", habrían sufrido "abusos físicos y mentales", si bien "no hay evidencias de que se hayan cometido abusos sexuales".

El suceso causó conmoción en la Gran Bretaña, donde este tipo de hechos no se registran a menudo.

"Ésta es la primera vez que nos encontramos con personas que han estado retenidas durante tanto tiempo", admitió un portavoz policial, según publica EFE.

El caso de estas mujeres no es el primer secuestro de características 'extraordinarias' que se registra en el mundo.

Aquí te presentamos algunos de los secuestros catalogados como los más crueles por los medios que en su momento les dieron difusión:

El 'Monstruo de Cleveland'

Amanda Berry, Gina De Jesús y Michelle Knight fueron víctimas durante una década de Ariel Castro, mejor conocido como el 'Monstruo de Cleveland', un puertorriqueño que vivía en Ohio, Estados Unidos.

Castro mantuvo en el sótano de su casa a las jóvenes en ese entonces de  17, 14 y 21 años, durante la década que duró el encierro Amanda se convirtió en mamá de una pequeña, fruto de las violaciones de su captor.

El secuestrador, condenado a más de 1000 años de prisión, se suicidó en septiembre en su celda, según citó Milenio.

'3,096 días'

Natascha Kampusch fue secuestrada a los 10 años de edad por Wolfgang Přiklopil y permaneció en cautiverio durante ocho años.

Kampush desapareció camino a la escuela  en marzo de 1998, durante el tiempo que duro la investigación, su secuestrador fue interrogado por la policía sin que ésta indagara fondo  al sospechoso. 

Kampush narró su cautiverio en el libro "3,096 días", en el que por primera vez admite haber sido violada y maniatada sistemáticamente por su secuestrador.

Trágico final

Steven Stayne fue secuestrado cuando tenía 7 años de edad por un pedófilo que le mintió diciéndole que no podía volver con sus padres porque éstos eran demasiado pobres para mantenerlo.

Su cautiverio duró siete años, cuando pudo escapar tras un descuido de su raptor quien ya planeaba el secuestro de otro menor.

Después de duros años de terapia, consiguió rehacer su vida. Se casó tuvo dos hijos. Sin embargo, su historia no tuvo un final feliz: falleció en un accidente de moto en 1989 cuando tenía 24 años.

'Monstruo de Amstetten'

En Austria, Elizabeth Fritzl fue secuestrada por su propio padre José Fritzl durante 24 años, quien abusó de ella desde que tenía once.

Durante su cautiverio, Elizabeth pasó la mayor parte del tiempo drogada y maniatada, tuvo siete hijos  entre ellos una pareja de gemelos  uno de los cuales murió y fue incinerado por su padre.  

José Fritzl fue conocido en los medios austiaca como el 'Monstruo de Amstetten'.

En 2009, el acusado admitió todos los cargos, recibiendo cadena perpetua e internamiento psiquiátrico.

Madeleine

Madeleine McCann desapareció el jueves 3 de mayo de 2007, cuando sus padres dejaron a  Madeleine y a sus hermanos gemelos en la cama y se fueron a cenar y tomar copas con amigos.

La investigación sobre el caso MacCan sigue abierta, pues la pequeña continúa desaparecida y de acuerdo con la policía británica se encontraron restos de sangre y fluidos en las paredes y en el coche alquilado de la familia McCann.

También se encontraron evidencias del uso de sedantes en los restos de fibra capilar de Maddie en el maletero del coche, motivo por el cual sus propios padres, fueron declarados oficialmente presuntos culpables.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios