20 de Noviembre de 2018

Mundo

Matan a 14 personas en un cementerio en Afganistán

Las víctimas eran miembros de una misma familia que y habían reunido para conmemorar una importante festividad musulmana, Eid al-Fitr.

El ataque tuvo lugar en el distrito de Ghany Khel en la provincia de Nangarhar. (Archivo/EFE)
El ataque tuvo lugar en el distrito de Ghany Khel en la provincia de Nangarhar. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Matan a 14 personas en un cementerio en AfganistánCompartir en Twiiter Matan a 14 personas en un cementerio en Afganistán

Agencias
KABUL, Afganistán.- Una bomba colocada en un cementerio rural en el este de Afganistán mató el jueves a 14 miembros de una misma familia, en momentos en que el presidente del país instó a los talibanes a deponer las armas.

La familia se reunió para conmemorar una importante festividad musulmana, Eid al-Fitr, por el final del mes sagrado del Ramadán, visitando la tumba de un familiar. En Afganistán, es habitual que las familias visiten las tumbas de sus seres queridos en días festivos.

El ataque tuvo lugar en el distrito de Ghany Khel en la provincia de Nangarhar y los 14 muertos -siete mujeres y siete niños- eran miembros de una misma familia, dijo Hashimi Masum Khan, subjefe de la policía de la provincia. Tres miembros de la familia también resultaron heridos en el ataque, dijo y agregó que una investigación estaba en curso, según publica The Associated Press.

Nadie se atribuyó de inmediato la responsabilidad del atentado. No se sabía por qué fue atacada la familia, pero visitaban la tumba de un pariente, un líder tribal llamado Haji Khayali que trabajaba para una empresa de seguridad y que fue asesinado por los talibanes a principios de este año.

Una serie de atentados y ataques talibanes en Nangarhar en las últimas semanas han matado a decenas de personas

El hermano del difunto, Haji Ghalib, quien dijo que su hija fue una de las que perdió la vida el jueves, culpó a los talibanes del ataque.

"Mi familia está acabada. Estas personas son inhumanas", dijo.

El presidente Hamid Karzai condenó el ataque y lo denunció una declaración como "un acto cobarde de los enemigos del pueblo de Afganistán, que no forman parte de ninguna religión".

"Incluso atacan un cementerio musulmán al inicio de Eid y matan a nuestros compatriotas inocentes", dijo Karzai.

Más temprano, en un discurso pronunciado después de asistir a las oraciones en Kabul, Karzai instó a los talibanes a deponer las armas, unirse al proceso político y dejar de matar a civiles inocentes.

Una serie de atentados y ataques talibanes en Nangarhar en las últimas semanas han matado a decenas de personas, entre policías y fuerzas de seguridad. Entre los ataques hubo un atentado frustrado la semana pasada contra el consulado indio en la ciudad de Jalalabad en el que murieron nueve personas, entre ellas seis niños.

Karzai también agradeció a las fuerzas de seguridad afganas por sus sacrificios en la guerra contra la insurgencia y dijo que muchos afganos han perdido la vida por bombas colocadas a la vera del camino y que la violencia debe terminar.

Agregó que en lugar de abrir una oficina en Catar, el Talibán debería abrir una en Afganistán, igual que cualquier otro partido político.

El Talibán ha intensificado los ataques para recuperar territorio a medida que se retiran los militares extranjeros.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios