19 de Septiembre de 2018

Mundo

Matar gatos, negocio que enchina la piel

La Constitución suiza permite asesinar a gatos que se encuentren a 200 metros lejos de su dueño.

"Algunos se aprovechan de esa ley para robar gatos domésticos, desollarlos y vender su piel, práctica que se ha convertido en un lucrativo negocio" (Archivo/SIPSE)
"Algunos se aprovechan de esa ley para robar gatos domésticos, desollarlos y vender su piel, práctica que se ha convertido en un lucrativo negocio" (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Matar gatos, negocio que enchina la pielCompartir en Twiiter Matar gatos, negocio que enchina la piel

Agencias
ZURICH, Suiza.- Costumbres, tradiciones y cultura enmarcan las conductas de los pueblos, y lo que a unos parece raro o exótico, para otros es algo común, y hay otros que se escandalizan. 

Es el caso de Suiza, donde a los gatos los cazan y desuellan para vender su piel, según han denunciado activistas de los derechos de los animales, según publica el sitio web actualidad.rt. Y la presunta existencia de un lucrativo mercado negro de pieles de gato ha conmovido a la sociedad helvética.

"Gipsy" tenía solo seis meses de edad cuando desapareció de su casa el noviembre pasado. Era un gato gris de pelo corto; vivía con Walery Osowiecki y sus dos hijas, de 5 y 8 años.

Era el primer gato de la familia y nunca se había alejado más de 50 metros de su casa en Colombiers, Suiza. Un día, el felino llegó a casa ensangrentado, con una herida de bala. Gipsy murió horas más tarde, durante una operación de urgencia.   

Ese es solo uno de los muchos casos relacionados con el macabro negocio de pieles de gato que tienen lugar actualmente en Suiza

La Constitución del país europeo contempla la protección de los derechos de los animales, pero también contiene una ley que permite disparar a los gatos si se alejan del hogar de sus dueños más de 200 metros.

Los ambientalistas sostienen que la ley ayuda a proteger a las aves en peligro de extinción de los depredadores felinos, pero los activistas de derechos animales dicen que se está creando una operación mucho más siniestra: el comercio de pieles de gato en Suiza.

Tomi Tomek, cofundadora del grupo de defensa de SOS Gatos, encabezó la campaña anti-gato de piel de Suiza en 2007, cuando se usaron cámaras ocultas para grabar a las personas que cortaban la piel de los gatos y realizaban el proceso para comercializarlas a escondidas a mitad de la vía pública. Tomek dice que el precio de una sola piel puede llegar a alcanzar los 80 euros (unos mil 350 pesos). 

"Algunos se aprovechan de esa ley para robar gatos domésticos, desollarlos y vender su piel, práctica que se ha convertido en un lucrativo negocio", según denuncian los activistas suizos, citados por el portal The Verge.

Algunas figuras de alto perfil como la actriz francesa Brigitte Bardot y el conductor de carreras de autos, Michael Schumacher, han apoyado campañas contra el tráfico de pieles de gato en Suiza.

¿Para que utilizan la piel de gato?

En Suiza, el atractivo de la piel del gato se deriva en gran parte de la creencia tradicional de que se puede curar el reuma si se usan como prenda. Esta práctica es una adaptación de la medicina tradicional china, pero los expertos dicen que no tiene mérito científico.

Abogados y activistas dicen que son conscientes de que ningún caso de trata de pieles se haya sometido a los tribunales ya que la prohibición de matar gatos entrará en vigor en breve.

Antoine Goetschel, un abogado con sede en Zurich, capital de Suiza, es especialista en los derechos de los animales, dice que la policía no puede tener un gran incentivo para perseguir los casos de piel de gato, ya que probablemente obliguen a realizar pruebas genéticas demasiado caras.

"La gente ha continuado violando la ley", admite Luc Barthassat, un legislador del Partido Popular Demócrata Cristiano. "Pero creo que con estas nuevas sanciones que pronto llegará a su fin. Estamos entrando en la fase final".

Tomi Tomek y otros activistas también están envalentonados por la reciente decisión del Parlamento suizo a debatir un proyecto de ley la próxima semana que prohibiría la matanza de todos los gatos, sin importar lo lejos que estén de su hogar. La moción, cuyo autor es Barthassat, se discute en Berna.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios