10 de Diciembre de 2018

Mundo

Mensaje cristiano debe llegar a periferias: Papa

Francisco celebró la primera misa crismal de su pontificado en la Basílica de San Pedro del Vaticano.

Al buen sacerdote se le puede reconocer por cómo "anda su pueblo": Papa. (Agencias)
Al buen sacerdote se le puede reconocer por cómo "anda su pueblo": Papa. (Agencias)
Compartir en Facebook Mensaje cristiano debe llegar a periferias: PapaCompartir en Twiiter Mensaje cristiano debe llegar a periferias: Papa

Agencias
EL VATICANO.- El Papa Francisco pidió hoy a los sacerdotes llevar la esperanza y el mensaje cristiano a las "periferias" de la realidad, donde hay sufrimiento, sangre derramada, ceguera que desea ver y cautivos de tantos malos patrones.

El pontífice hizo estas reflexiones durante la primera misa crismal de su pontificado, que celebró la mañana de este jueves acompañado por unos mil 600 sacerdotes y más de cuatro mil fieles, en la Basílica de San Pedro del Vaticano, dio a conocer Notimex.

En su homilía, pronunciada en italiano, señaló cómo debe ser el buen sacerdote, al cual se puede reconocer por cómo "anda su pueblo": por ejemplo cuando los fieles salen de la misa con cara de haber recibido una buena noticia.

Expuso que los católicos agradecen cuando se les transmite el mensaje cristiano en su vida cotidiana, cuando este ilumina las situaciones límites, "las periferias" donde el pueblo fiel está más expuesto a la invasión "de los que quieren saquear su fe".

"Nos lo agradecen porque siente que hemos rezado con las cosas de su vida cotidiana, con sus penas y alegrías, con sus angustias y sus esperanzas", indicó.

Afirmó que no es en "autoexperiencias" ni en "introspecciones" reiteradas donde se va a encontrar a Dios, ni en cursos de autoayuda que pueden ser útiles, pero que minimizan el poder de la gracia cuando se pasa de un curso a otro, de método en método.

Según el Papa Francisco, el sacerdote que sale poco de sí se pierde lo mejor del pueblo, eso que es capaz de activar lo más hondo de su corazón presbiteral.

Advirtió que el cura que no sale de sí mismo, en vez de mediador se va convirtiendo poco a poco en intermediario y en gestor.

Dijo que todos conocen la diferencia entre el intermediario y el gestor, quien ya tiene su paga y su puesto pero que no pone en juego la propia piel ni el corazón, y tampoco recibe un agradecimiento afectuoso que nace del corazón.

"De aquí proviene precisamente la insatisfacción de algunos, que terminan tristes y convertidos en una especie de coleccionistas de antigüedades o bien de novedades, en vez de ser pastores con olor a oveja, pastores en medio de su rebaño, y pescadores de hombres", aseguró.

"Es verdad que la así llamada crisis de identidad sacerdotal nos amenaza a todos y se suma a una crisis de civilización; pero si sabemos barrenar su ola, podremos meternos mar adentro en nombre del Señor y echar las redes", ponderó.

Designa a sucesor en Buenos Aires

El Papa Francisco designó hoy a Mario Aurelio Poli como su sucesor en la arquidiócesis argentina de Buenos Aires, el primer nombramiento de un obispo en su pontificado.

Poli nació el 29 de noviembre de 1947 en la misma capital de Argentina y hasta ahora se desempeñaba como obispo de la diócesis de Santa Rosa, en la céntrica provincia de La Pampa, precisó la Sala de Prensa vaticana.

El nuevo arzobispo estudió derecho y ciencias sociales en la Universidad de Buenos Aires, donde obtuvo el título de Licenciado en Servicio Social y a los 22 años de edad entró en el Seminario Metropolitano de esa ciudad, donde siguió cursos de filosofía y teología.

Fue ordenado sacerdote el 25 de noviembre de 1978. Logró el doctorado en teología en la Pontificia Universidad Católica Argentina.

Como presbítero ocupó los puestos de vicario parroquial en el templo de San Cayetano (1978-1980), superior del Seminario Mayor (1980-1987), capellán de las Siervas del Espíritu Santo (1988-1991) y asistente eclesiástico de la asociación laical Fraternidades y Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (1988-1992).

Se desempeñó también como director del Instituto Vocacional "San José", miembro del Colegio de Consultores y del Consejo Presbiterial, órganos de apoyo al gobierno del arzobispo de Buenos Aires.

Enseñó historia eclesiástica en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica Argentina. El 8 de febrero de 2002 fue designado obispo auxiliar de Buenos Aires y el 24 de junio de 2008 recibió el nombramiento de obispo residencial de Santa Rosa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios