18 de Noviembre de 2018

Mundo

Obama 'dejó huella' en la vida de millones (fotos)

El último mensaje del primer Presidente afroamericano acaparó la atención de millones de personas.

Durante el último mensaje de Obama como Presidente, miles de personas pidieron que se quedara cuatro años más. (AP/Charles Rex Arbogast)
Durante el último mensaje de Obama como Presidente, miles de personas pidieron que se quedara cuatro años más. (AP/Charles Rex Arbogast)
Compartir en Facebook Obama 'dejó huella' en la vida de millones (fotos)Compartir en Twiiter Obama 'dejó huella' en la vida de millones (fotos)

Agencias
FILADELFIA, Pennsylvania.- LaKeitha Carlos estaba en su casa en Atlanta la tarde del martes y decidió revisar los vuelos a Chicago, por si acaso.

Un boleto comprado en el último momento costaba sólo 194 dólares.

Carlos tomó un momento para reflexionar sobre cómo, ocho años antes, ella trabajó como una organizadora en Atlanta para ayudar a que Barack Obama fuera elegido presidente, lo que se convirtió en su debut en la política. La esposa y madre consideró sólo brevemente su opción: ¿debía dejar todo para ver al presidente una última vez?

Lea también: Obama es el hombre más admirado del mundo

Dos horas después estaba en un avión, vistiendo una camiseta con el nombre de Obama y sobrecogida de emoción.

Mientras Obama se despedía a sus partidarios la noche del martes en Chicago, su ciudad adoptiva, la ocasión marcó el conteo regresivo no oficial para el fin de su histórica presidencia. 

Las palabras del primer presidente estadounidense negro resonaron en todo el país para muchos afroestadounidenses que finalmente disfrutaron de ver en la Casa Blanca a una familia que se parecía a ellos.

Después de ocho años, esa era llegará a su fin en 9 días más.

La escena el martes fue evocativa de la noche de la elección en 2008. En ese momento, Obama y su esposa, Michelle, saludaron a una animada multitud en el Grant Park de Chicago en la celebración de una victoria al final de una campaña operada con base en esperanza y cambio. Los Obama no habían llegado aún a los 50 años de edad; sus hijas, Malia y Sasha, tenían 10 y 7 años.

Los boletos para el irrepetible discurso del martes fueron difíciles de conseguir. La gente esperó durante horas en el clima helado del sábado para conseguir sillas para ver a Obama en persona, y mientras comenzaba a hablar muchos cantaron "¡cuatro años más!".

Otros, como Peggy Montes, escogieron quedarse en casa y mirarlo en la TV.

Montes, fundadora del Bronzeville Children's Museum, ubicado en el sur de Chicago, dijo que la marca del presidente demócrata en su vida fue personal y profesional. Recordó que como legislador estatal en Illinois, Obama ayudó a asegurar el financiamiento del estado para iniciar el museo, el cual es considerado como el primero de su tipo para personas de raza negra en todo el país. Montes fue invitada a las dos ceremonias de juramentación presidencial de Obama y asistió.

Los Obama son ahora una parte central de una exhibición en el museo que da la bienvenida a los visitantes cuando entran a la instalación.

Como muchos en Chicago, Montes dijo que el discurso del martes era agridulce.

"Estoy triste porque dejará el cargo, pero también estoy agradecida por el hecho de que realmente dejó huella en nuestras vidas por un período tan corto", comentó. "Llegó cuando la gente estaba afligida; él fue capaz de alentarla".

Ante unos 15 mil asistentes que abarrotaron el Centro de Convenciones McCormick, Obama hizo un recuento de los logros de su gestión, los retos, las amenazas y la urgencia de que mas estadounidenses asuman su deber civil de participar en la vida política a través de su voto.

“Sí, nuestro progreso ha sido desigual. El trabajo de la democracia siempre ha sido duro, contencioso y a veces sangriento. Por cada dos pasos adelante, a menudo se siente que damos un paso atrás”, admitió.

Pero dijo que “el largo alcance de Estados Unidos ha sido definido por el movimiento hacia adelante, una constante ampliación de nuestro credo fundacional para abrazar a todos, y no sólo a algunos”.

Obama transferirá el poder al presidente electo Donald Trump en Washington este 20 de enero.

El mandatario agradeció al vicepresidente Joseph Biden y su equipo de colaboradores por el trabajo hecho desde 2009, pero dijo que la mayor gratitud era para los millones de estadounidenses que lo apoyaron votando por él en 2008 y en su reelección en 2012.

Uno de los momentos mas emotivos ocurrió cuando el mandatario se refirió a la primera dama Michelle Obama, que, dijo, ha sido su mejor amiga por dos décadas, sin poder evitar algunas lágrimas, al igual que su hija Malia, sentada entre sus madre y su abuela Mariam Robinson.

En su discurso resaltó que hace ocho años, se podría haber dicho que “nuestros objetivos eran demasiado altos”.

Citó por ejemplo la recuperación de Estados Unidos de una gran recesión, la reactivación de la industria automotriz y la mayor extensión de creación de empleo en Estados Unidos.

Otros objetivos cumplidos, dijo, es que se abrió “un nuevo capítulo con el pueblo cubano, se puso fin al programa nuclear de Irán “sin disparar un tiro”, y la muerte de “el cerebro del 11 de septiembre (Osama bin Laden)”.

Además, mencionó temas como la igualdad en el matrimonio, y asegurar el derecho a seguro de salud para 20 millones de conciudadanos.

(Con información de The Associated Press y Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios