18 de Agosto de 2018

Mundo

Trump pone en peligro a 2.7 millones de mexicanos en EU

Los residentes en 28 estados ganados por el magnate corren el riesgo de ser repatriados en los próximos meses.

Desde el inicio de su campaña Trump ha usado un discurso de odio hacia los indocumentados en EU. (AP/ Lynne Sladky)
Desde el inicio de su campaña Trump ha usado un discurso de odio hacia los indocumentados en EU. (AP/ Lynne Sladky)
Compartir en Facebook Trump pone en peligro a 2.7 millones de mexicanos en EUCompartir en Twiiter Trump pone en peligro a 2.7 millones de mexicanos en EU

Rafael López/Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- Alrededor de 2.7 millones de mexicanos indocumentados residen en 28 estados ganados por Donald Trump, y corren mayor riesgo de ser deportados en los próximos meses al ser catalogados como delincuentes de alta prioridad desde el momento de cruzar la frontera sin papeles.

El punto crítico se centrará especialmente en un estado, ya que 40 por ciento de connacionales que viven de forma irregular en Estados Unidos se encuentran en Texas, un estado con un gobierno estatal que apoya abiertamente la línea republicana, y que hasta el momento no se ha pronunciado a favor de la defensa de migrantes.

Las autoridades estadunidenses calculan que actualmente hay 11.7 millones de inmigrantes nacidos en México viviendo en Estados Unidos y que 6.1 millones (52.1 por ciento) carecen de permisos para radicar y trabajar. El Instituto de Política Migratoria de Estado Unidos (MPI por sus siglas en inglés) reportó que 45 por ciento de los mexicanos que radican de manera irregular se ubica en entidades con un alto apoyo hacia la política migratoria propuesta por el presidente electo de Estados Unidos, y que entrará en vigor durante los primeros 100 días de su mandato que inicia en enero próximo.

La mitad de la población mexicana que no tiene documentos migratorios se concentra básicamente en dos estados: California, la entidad con mayor número de paisanos en esta situación (2.1 milones) y que es gobernada por un gobierno demócrata que apoya abiertamente a los inmigrantes, y Texas (1.1 millones), uno de los estados que aportó mayor apoyo a la candidatura de Trump y su discurso nacionalista.

Autoridades de EU calculan que actualmente hay 11.7 millones de inmigrantes nacidos en México y viviendo en ese país

Georgia, Arizona y Carolina Norte son otras demarcaciones donde triunfaron los republicanos y que cuentan con un número importante de mexicanos sin papeles, entre los tres concentran a 631 mil connacionales que trabajan de manera irregular.

Durante las últimas semanas el presidente electo de Estados Unidos ha manejado un discurso de que solo serán deportados los inmigrantes que cuentan con antecedentes penales y que representan un serio peligro para la ciudadanía estadunidense, como los asesinos, violadores, pandilleros o vendedores de drogas, los cuales se calculan entre 2 y 3 millones de indocumentados.

Además, el magnate declaró que posteriormente a que sean deportados los foráneos catalogados como "criminales", se determinará qué política empleará el gobierno de Estados Unidos para expulsar a los otros 8 millones de migrantes que no tienen permiso de radicar en el país y así cumplir con su promesa de campaña de "limpiar el territorio estadunidense de inmigrantes ilegales".

El instituto retoma una publicación del Departamento de Seguridad Nacional de EU (DHS por sus siglas en inglés) en 2012 para estimar que en 2015 había 820 mil inmigrantes criminales por cometer delitos que ameritan algún tipo de sentencia. De ellos, se estima que 300 mil tuvieron una condena previa y otros 390 mil indocumentados cometieron delitos menores que conllevan una custodia menor a 90 días de prisión.

Según el ICE, a partir del año fiscal 2010 se presenta un incremento en las deportaciones de inmigrantes criminales. En 2008 y 2009 solo 31 y 35 por ciento de las expulsiones de territorio estadunidense correspondían a personas con antecedentes penales. Para el siguiente año el promedio subió hasta 50 por ciento de los casos.

A partir de entonces la media se mantuvo por arriba de 50 por ciento y en 2015 se ubicó en 59 deportaciones de migrantes catalogados como criminales y 41 casos de extranjeros sin cargos judiciales.

A pesar de los números poco alentadores y del futuro endurecimiento en la política migratoria de Estados Unidos, algunos alcaldes de las ciudades más importantes como Los Ángeles, California; Chicago, Illinois, y Nueva York declararon que no apoyarán las nuevas medidas tomadas por el gobierno federal y que apoyarán en la medida de sus posibilidades para defender los derechos de los migrantes.

Por su parte, el alcalde de Miami, Florida, Tomás Regalado, declaró a una televisora local que "Miami nunca sido una ciudad santuario, porque para hacerlo tiene que ser por la Legislatura, en este caso, por esta Comisión y eso nunca ha ocurrido".

A pesar de lo anterior se calcula que le costará al condado cerca de 12 millones de dólares cumplir con las peticiones de detención de ICE, ya que en Miami los agentes de policía no realizan funciones migratorias. "Si una persona es arrestada por manejar en estado de embriaguez no se le piden papeles de migración, solo documentación local y nunca la policía ha transportado a nadie a Krome", declaró Regalado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios