19 de Octubre de 2018

Mundo

Mientras las crisis mundiales aumenta, la ONU se queda sin dinero

La organización mundial reconoció que nunca antes habían tenido tantos refugiados, desplazados internos y solicitantes de asilo.

Refugiados kurdos sirios suben a un camión después de su llegada a Turquía al intensificarse los combates entre kurdos sirios y el Estado Islámico en las inmediaciones Kobani, Siria. (Agencias)
Refugiados kurdos sirios suben a un camión después de su llegada a Turquía al intensificarse los combates entre kurdos sirios y el Estado Islámico en las inmediaciones Kobani, Siria. (Agencias)
Compartir en Facebook Mientras las crisis mundiales aumenta, la ONU se queda sin dineroCompartir en Twiiter Mientras las crisis mundiales aumenta, la ONU se queda sin dinero

Agencias
GINEBRA, Suiza.- El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, así como titulares de agencias humanitarias de la ONU, expresaron su preocupación porque se agotan sus recursos financieros, mientras que las crisis humanitarias se multiplican en el mundo.

Durante su estancia en Ginebra, Ban subrayó ante el Comité Ejecutivo del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) que la falta de ayuda económica internacional impide que las crisis humanitarias puedan ser resueltas, según publica Notimex.

“Hay una enorme brecha entre las necesidades y lo que se obtiene para poder mitigarlas", dijo.

“Nunca antes en la historia de las Naciones Unidas hemos tenido tantos refugiados, desplazados internos y solicitantes de asilo. Nunca antes Naciones Unidas ha tenido que alimentar a tanta gente y proporcionarles recursos para sobrevivir", manifestó Ban.

Para llevar ayuda a 76 millones de personas en todo el mundo afectadas por conflictos, desplazamiento forzado por desastres naturales y crisis de larga data, la ONU necesita para este año 17 mil 300 millones de dólares de los cuales ha recibido el 43 por ciento, por lo que le faltan nueve mil 900 millones de dólares.

Sin embargo, la gente que necesita ayuda, en todo el mundo, son aproximadamente 102 millones de personas, el equivalente a la población de un país como Filipinas o México, de ellos 51.2 millones son refugiados, la cifra más alta desde la Segunda Guerra Mundial.

Respecto a la falta de fondos de la ONU en algunas de las peores crisis humanitarias del siglo como la guerra en Siria, en cifras generales, según el Organismo de Coordinación de Ayuda Humanitaria, es de tres mil 740 millones de dólares, de los que se ha recibido el 45 por ciento para el Plan de Respuesta Regional (RRP).

Igualmente para el Plan de Respuesta Humanitaria (SHARP) requerido hacia el interior del país, de los dos mil 880 millones de dólares, se ha logrado obtener el 30 por ciento.

En este mismo sentido, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) había anunciado la semana pasada que, ante la falta de fondos, deberá recortar las raciones alimenticias que reparte a seis millones de sirios que sobreviven gracias a su asistencia.

La ONU destacó la urgencia de establecer un “Super Fondo Central de Emergencias”

El PAM explicó que la cantidad de comida distribuida a los sirios desplazados internos “se reducirá hasta desaparecer”, si no reciben ayuda financiera a tiempo.

Por otra parte, de los 987 millones de dólares solicitados para la crisis en Sudán se ha recibido el 47 por ciento y de los 832.1 millones de dólares para República Democrática del Congo solo se ha obtenido el 35 por ciento.

Para Sudán del Sur se necesitan mil 800 millones de dólares de los cuales se ha recibido el 50 por ciento.

Si bien las cifras son revisadas varias veces al año, esto puede dar cierta idea de lo que en números reflejan las preocupaciones del líder de la ONU y titulares de agencias.

En Irak, los ataques recientes del autodenominado Estado Islámico han dejado ya a 1.8 millones de personas desplazadas en necesidad urgente de asistencia.

En Siria casi la mitad de la población, unos 10.8 millones de personas necesitan ayuda humanitaria, 6.45 millones de personas se han visto forzadas a desplazarse y casi tres millones se han refugiado en países vecinos en especial en Turquía, Jordania y Líbano.

Esto solo para ilustrar la magnitud de las necesidades de algunas de las situaciones más apremiantes.

Todo ello sin contar la que se anuncia como la peor crisis de salud y alimentaria del siglo por la epidemia del virus letal del Ébola en la que miles de millones de dólares se necesitarán para contener la epidemia en Guinea, Liberia y Sierra Leona, además de llevar alimento y asistencia a los afectados.

Ante ello el Alto Comisionado de la ONU para Refugiados, Antonio Guterres, destacó el viernes en rueda de prensa en Ginebra la urgencia de establecer un “Super Fondo Central de Emergencias”.

Consideró que ese fondo deberá ser nutrido con aportaciones “obligatorias” de los Estados miembros de la ONU, propuesta que puso sobre la mesa, pero de la que no recibió mayores comentarios.

“La capacidad de las agencias humanitarias de la ONU llegó a sus límites y debemos encontrar una alternativa”, afirmó Guterres.

Es “imposible” continuar ofreciendo asistencia a los más vulnerables, refirió el Alto Comisionado con un agudo sentido de preocupación.

“Necesitamos hacer algo que logre un salto cuántico, un salto espectacular, un cambio exponencial de los recursos, urge que pensemos out of the box para poder enfrentar las crisis actuales”, valoró .

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios