14 de Noviembre de 2018

Mundo

Muere menor al caer del onceavo piso de obra en construcción

El adolescente practicaba 'parkour', cuando perdió el equilibrio y cayó al vacío.

El 'parkour' es una práctica de riesgo que consiste en saltar tejados o correr entre coches. (Foto: Internet)
El 'parkour' es una práctica de riesgo que consiste en saltar tejados o correr entre coches. (Foto: Internet)
Compartir en Facebook Muere menor al caer del onceavo piso de obra en construcciónCompartir en Twiiter Muere menor al caer del onceavo piso de obra en construcción

Agencia
MADRID, España.- Un estudiante de 17 años murió el pasado sábado por la noche cuando practicaba 'parkour' en un edificio en obras situado en el número 9 de la Avenida del Santo ángel de la guarda, en el distrito de Moncloa. Según las primeras investigaciones policiales, la víctima cayó desde el onceavo piso, que cuando se encontraba realizando saltos arriesgados en altura junto a otros jóvenes, a tenor de lo contado por los testigos a la Policía Nacional, que investiga los hechos. 

Los médicos del Samur se trasladaron con urgencia hasta el edificio pero no pudieron hacer nada por la vida del menor. Murió en el acto debido a las graves lesiones sufridas. 

La obra donde sucedió la tragedia se encuentra vallada por completo para impedir la entrada de personas ajenas a los trabajos o de posibles ladrones de material de construcción. Además, en el mismo recinto había un vigilante de seguridad. Éste, sin embargo, no vio nada raro esa noche hasta que escuchó varios gritos a los chicos, según declaró a la Policía.

También te puede interesar: Gana el Parkour más adeptos

Un vecino, en cambio, sí pudo observar desde su edificio como varios jóvenes saltaban de un balcón.Pese a ser de noche, había luna llena en Madrid y se veía con cierta claridad, según declaró este residente a la Policía Nacional. 

Los agentes fueron avisados del accidente sobre la medianoche del sábado. Les llamó el vigilante asegurando que había oído varios golpes y a continuación había visto una nube de polvo. Los agentes se desplazaron al edificio y encontraron el cuerpo del joven tendido en el suelo. Enseguida avisaron a los servicios de emergencia. 

Cuando los médicos del Samur llegaron al lugar del accidente se extrañaron. Fueron avisados de un posible precipitado en estado muy grave, pero al llegar comprobaron que la víctima había caído demasiado lejos de la fachada. 'Es como si hubiese saltado, ya que estaba muy distanciado de lo que era el bloque', apuntaron desde el Samur. 'Parecía como si el cuerpo hubiese hecho alguna parábola, ya que el cadáver estaba justo debajo de la grúa', indicaron. 

Las primeras investigaciones 

Una vez que se confirmo el fallecimiento del joven los agentes de la Policía Nacional iniciaron las investigaciones. En un principio, se pensó que algunas personas se podrían haber colado para intentar un robo pero rápidamente se descartó esa hipótesis. 

La clave la dio un vecino, que señaló a los agentes que vio cómo varios chavales saltaban por los balcones y cómo se descolgaban de una terraza a otra. También reiteró que tras el accidente salieron varios jóvenes corriendo de la finca. 

El atestado policial señala además que la cornisa de la planta número 11 de la fachada estaba fracturada, localizándose restos de la misma en el andamio, por lo que se baraja -la posibilidad de que el finado estuviese haciendo 'parkour' en el edificio-. 

El menor fue identificado gracias al abono de transportes que llevaba. Los agentes tratan además de averiguar si en el teléfono móvil del chico fallecido hubiese algún dato que pudiera arrojar más luz al caso. 

 

 

En la mañana de ayer el trabajo en la obra se desarrollaba de forma normal, como si no hubiese sucedido nada raro durante el fin de semana. Los operarios fueron informados por el encargado del tajo del suceso acaecido. 'El chico nos dijeron que cayó aquí, pero no nos han informado qué le paso', señaló uno de los empleados encargados de señalizar la entrada y salida de los camiones. El edificio se empezó a construir en agosto de 2017 y está previsto levantar 92 viviendas, trasteros, piscina y garaje. 

El joven vivía junto a su madre y sus dos hermanos en el barrio de Peñagrande del distrito de Fuencarral. Nacido en ecuador, ya tenía nacionalidad española. Sus vecinos señalaron que era un joven normal y muy educado. Desconocían que se dedicase a esta práctica tan arriesgada.

Este sería el primer fallecido por 'parkour' en Madrid aunque ya ha habido otros accidentes leves por este deporte en Azca. 

En la capital hay numerosos jóvenes que practican esta modalidad deportiva e incluso existe una asociación madrileña -AMPK.es- donde los interesados pueden apuntarse y aprender de la mano de varios especialistas. Desde la Policía señalan que los adolescentes que practican este deporte cada vez realizan ejercicios mucho más peligrosos, como los saltos entre balcones a diferentes alturas. 

El parkour es una modalidad deportiva que surgió en Francia 'parcours' (significa recorrido en francés). Los jóvenes suelen desplazarse por la ciudad sorteando obstáculos y desniveles del entorno empleando sus habilidades corporales y su capacidad motriz. Realizan saltos, volteretas y escaladas que suelen grabar y colgar en las redes sociales. Para muchos es un deporte de riesgo y para otros es una disciplina sin peligro si se realiza con la mejor eficacia posible.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios