19 de Noviembre de 2018

Mundo

Muere Henry Heimlich, salvador de miles y miles de vidas

El doctor estadounidense, creador de la maniobra compresora que lleva su apellido, tenía 96 años.

Murió Henry Heimlich, cuya maniobra para  salvar vidas por atragantamiento lleva su apellido y es una de las acciones básicas en los cursos de primeros auxilios. Apenas en mayo de este año salvó a una mujer de esa forma. (Al Behrman/AP)
Murió Henry Heimlich, cuya maniobra para salvar vidas por atragantamiento lleva su apellido y es una de las acciones básicas en los cursos de primeros auxilios. Apenas en mayo de este año salvó a una mujer de esa forma. (Al Behrman/AP)
Compartir en Facebook Muere Henry Heimlich, salvador de miles y miles de vidasCompartir en Twiiter Muere Henry Heimlich, salvador de miles y miles de vidas

Agencias
ESPAÑA.- El médico estadounidense Henry Heimlich, responsable de la maniobra que lleva su nombre y que ha salvado las vidas de miles de personas afectadas por un súbito atragantamiento, ha fallecido a los 96 años, según ha informado su familia. 

Heimlich, nacido el 3 de febrero de 1920, ha muerto en el Christ Hospital de Cincinnati, en Estados Unidos, a causa de las complicaciones derivadas de un ataque cardíaco que padeció el pasado lunes en su casa, de acuerdo con las primeras informaciones que publican medios estadounidenses, publica elpais.com

Se graduó de la Universidad de Cornell, recibió su Doctorado en Medicina en el instituto Weill Cornell Medical College en 1943 y se especializó en cirugía. Su carrera estuvo marcada por la creación en los años 70 de la llamada maniobra de Heimlich, una técnica de compresión abdominal para desbloquear los conductos respiratorios en caso de obstrucción, clave en todas las prácticas de primeros auxilios en casos de asfixias por atragantamiento.

Heimlich publicó por primera vez su hallazgo en 1974 y solo una semana después un periódico publicó que había salvado una vida. Hasta 2005, la maniobra de Heimlich era la única recomendada para la obstrucción traqueal por parte de la Asociación Estadounidense del Corazón y la Cruz Roja Estadounidense. A partir de 2006, varias instituciones han puesto en duda su eficacia. La propia autoría de la maniobra no ha estado exenta de controversia: el doctor Edward Patrick, un colega de Heimlich que murió en 2009, afirmó durante años ser el coinventor de la maniobra.

Al margen de las vidas de decenas de miles de personas anónimas, la maniobra Heimlich ha sido usada en personalidades como Ronald Reagan, Elizabeth Taylor, Goldie Hawn, Jack Lemmon, Cher, Nicole Kidman o Halle Berry. Durante su carrera, Heimlich publicó más de 100 trabajos que le hicieron acreedor, en 1993, de su incorporación al Hall of Fame de la Sanidad y la Seguridad Personal.

En 2014, Heimlich publicó sus memorias. Buena parte de su autobiografía —titulada Heimlich's Maneuvers: My Seventy Years of Lifesaving Innovation (Las maniobras de Heimlich: Mis setenta años de innovación)— se centra en la maniobra que lleva su nombre. Heimlich contó que las miles de muertes que se producían al año por obstrucción de la tráquea lo llevaron en 1972 a buscar una solución.

Durante los dos años siguientes, al frente de un equipo de investigadores en el Hospital Judío de Cincinnati, probó con éxito la técnica al meter un tubo con un globo en un extremo por la tráquea de un perro anestesiado hasta que se le obstruyó esa vía. Entonces usó la maniobra para obligar al perro a expeler la obstrucción. "En 1974 sabía que tenía que informar al público de la maniobra tan pronto como fuera posible para salvar vidas", contó durante la presentación del libro. "Estoy seguro que la maniobra salva vidas y quiero que se use y se preserve.Tuve la idea de hacer un libro para que la gente tenga la información correcta", explicó el doctor.

La última salvación

El pasado mes de mayo, el médico empleó por última vez su famosa maniobra para salvar a una mujer en una residencia de ancianos. Heimlich fue capaz de ejercer la fuerza suficiente sobre el pecho de la víctima, Patty Ris, de 87, como para que expulsara el trozo de hamburguesa con el que se estaba asfixiando. 

"Por lo general es algo que hacemos la gente de la plantilla", explicó al Cincinnati Inquirer el cocinero Perry Gaines, quien asistió en directo a la ejecución de la maniobra. "Pero... es que era el doctor Heimlich".

Padre de cuatro hijo, uno de ellos llamado Peter ha sido muy crítico con su padre, al grado que ha dedicado una web para descubrir lo que él llama "los fraudes médicos de Heimlich".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios