21 de Septiembre de 2018

Mundo

Sin conocerla le mandó un regalo; 11 años después se casaron

Los obsequios eran parte de un programa para niños de escasos recursos en Filipinas.

Tyler envió un regalo dentro de un programa para llevar obsequios a niños de escasos recursos sin imaginar que lo recibiría su futura esposa. (Foto: Facebook)
Tyler envió un regalo dentro de un programa para llevar obsequios a niños de escasos recursos sin imaginar que lo recibiría su futura esposa. (Foto: Facebook)
Compartir en Facebook Sin conocerla le mandó un regalo; 11 años después se casaronCompartir en Twiiter Sin conocerla le mandó un regalo; 11 años después se casaron

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- Los buenos corazones siempre son recompensados y así se comprobó en el caso de un niño que decidió enviar un regalo a una niña dentro de un programa para niños de escasos recursos. Once años después se conocieron y la historia continuó en boda.

El niño americano, Tyrel Wolfe, envió a una niña un obsequio acompañado de una foto de él, sin saber que quien lo recibiría sería su futura esposa.

También te puede interesar: Baila #KikiChallenge cuando es arrestado por la policía

(Foto: Facebook)

Fue a los 7 años de Tyrel, en el año 2000, cuando ayudó a sus padres a envolver regalos para los niños de Filipinas. Eran cajas de zapatos que contenían útiles escolares y pequeños juguetes.

A los 21 años de edad, el joven Tyrel recibió una solicitud de amistad en la red social de Facebook, era Joana Marchan, no le parecía nombre conocido así que ignoró la solicitud. Tres años más tarde, ella insistió y surgió la curiosidad, en un inbox el joven preguntó cómo se conocían.

Ella le explicó lo del regalo y que había enviado una nota de agradecimiento, él nunca la recibió.

"Tenía curiosidad sobre cómo era él ahora", relató Joana. Así comenzó su interacción, tenían muchas cosas en común y decidieron conocerse en 2013. El joven ahorró y viajó diez días a Filipinas.

"Nunca antes había viajado solo, y mucho menos a un país extranjero, y me encontraba con gente que no conocía o que incluso sabía que realmente existía", dijo Tyrel a People.

"Cuando finalmente llegué y la vi, tuve que golpearme un par de veces porque pensé que era un sueño, me atrajo de inmediato."

El flechazo fue mutuo. Cuando el viaje terminó ambos quedaron desconsolados, no sabrían cuando se verían de nuevo, pero el próximo viaje ocurrió tan solo medio año después.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios