22 de Septiembre de 2018

Mundo

Obama otorga 'bonos de amnistía' a inmigrantes

Millones de indocumentados podrán reclamar hasta cuatro años en créditos tributarios, siempre y cuando puedan documentar sus ingresos durante esos años.

El representante republicano Sam Johnson declaró que esos bonos para inmigrantes deben ser frenados. (Agencias)
El representante republicano Sam Johnson declaró que esos bonos para inmigrantes deben ser frenados. (Agencias)
Compartir en Facebook Obama otorga 'bonos de amnistía' a inmigrantesCompartir en Twiiter Obama otorga 'bonos de amnistía' a inmigrantes

Agencias
WASHINGTON, DC.- Millones de inmigrantes que se benefician con las órdenes ejecutivas del presidente Barack Obama podrían recibir ganancias inesperadas de parte del Servicio de Rentas Internas (IRS), un cambio de fortunas después de años de pagar impuestos que ayudan a financiar programas federales que se les prohibía recibir.

Provistos con sus nuevos números de Seguro Social, muchos de esos inmigrantes que estaban viviendo ilegalmente en Estados Unidos podrán ahora reclamar hasta cuatro años en créditos tributarios creados para beneficiar a los trabajadores de bajos ingresos. Para las familias numerosas, es una suma máxima de 24 mil dólares, siempre que puedan documentar sus ingresos durante esos años, según publica The Associated Press.

Algunos republicanos están calificando los pagos de "bonos de amnistía", otra razón para oponerse al programa de Obama que protege a millones de inmigrantes de deportación.

"Yo represento a texanos trabajadores que respetan la ley", afirmó el representante republicano Sam Johnson, veterano miembro del panel de medios y arbitrios. "Pienso que esas recompensas de amnistía y eso es lo que son, tienen que ser frenadas".

Los partidarios dicen que como muchos de esos inmigrantes pagan impuestos deberían recibir los mismos créditos tributarios que el resto de la gente. En la última década, los inmigrantes que residieron ilegalmente en Estados Unidos han pagado un estimado de 100 mil millones de dólares en impuestos de nómina para Seguro Social, aunque pocos podrán recibir las prestaciones, dijo Stephen Goss, actuario del Seguro Social.

Obama ha emitido órdenes que protegen a unos cuatro millones de inmigrantes de la deportación. Algunos fueron traídos al país de niños, otros son padres de niños que son ciudadanos estadounidenses o residentes legales.

Se calcula que entre 11 y 12 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos. Al menos la mitad pagan impuestos

Los congresistas republicanos se oponen a las acciones de Obama y están tratando de usar una ley de financiamiento del Departamento de Seguridad Nacional para revertirlas. Los demócratas se resisten y la disputa ha resultado en un estancamiento que amenaza con paralizar el departamento.

Los fondos del departamento, que supervisa el cumplimiento de las leyes de inmigración, se vencen el 27 de febrero.

La disputa sobre los créditos tributarios ilustra la relación complicada que muchos inmigrantes tienen con el sistema de impuestos en Estados Unidos. El Seguro Social calcula que los inmigrantes que viven ilegalmente en el país trabajan a la misma tasa que el resto de la población, pese a que las leyes federales prohíben que tengan empleo.

En general, es menos probable que paguen impuestos federales, pero los que lo hacen han estado fortaleciendo las finanzas del Seguro Social durante años.

¿Cómo sabe el Seguro Social cuando recibe impuestos de inmigrantes que están ilegalmente en Estados Unidos? No hay ningún método certero, dijo Goss. Un medio consiste en rastrear los ingresos reportados en los que el número del Seguro Social no coincide con el nombre que la agencia tiene en sus registros.

Algunos de esos casos corresponden a errores de empleados o cambios de nombre no reportados. Pero Goss calcula que una mayoría de esos ingresos provienen de inmigrantes que han inventado números de Seguro Social o han usado los de otros.

Las cifras son abultadas.

Entre 2003 y 2012, el total ascendió a casi 750 mil millones de dólares en ingresos. Y significativamente, apenas el siete por ciento es reclamado y acreditado a un trabajador, dijo Goss.

Se calcula que entre 11 y 12 millones de inmigrantes que viven ilegalmente en Estados Unidos. Al menos la mitad pagan impuestos sobre sus ingresos y de nómina, aunque pocos tienen números válidos de Seguro Social, de acuerdo con la Oficina de Asuntos Presupuestarios del Congreso, un cuerpo apartidista.

Por ley, hay que tener un número de seguro social para trabajar en el país, pero millones de personas trabajan sin tenerlos.

Algunos trabajan en la economía clandestina y no reportan sus ingresos al gobierno. Para quienes trabajan y pagan impuestos, el IRS provee un Número Individual de Identificación del Contribuyente (ITIN).

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios