Llama la OCDE a realizar más pruebas de virus para reducir el riesgo de nuevos picos

México es el país de esta agrupación que menos diagnósticos de coronavirus ha realizado.
|
México es el que menos tests de diagnóstico de coronavirus ha realizado porcentualmente, con 0.4 por cada mil habitantes. (Foto: Reforma).
México es el que menos tests de diagnóstico de coronavirus ha realizado porcentualmente, con 0.4 por cada mil habitantes. (Foto: Reforma).

Ciudad de México.- Entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el que menos tests de diagnóstico de coronavirus ha realizado porcentualmente, con 0.4 por cada mil habitantes.

Ángel Gurría, secretario general de este organismo multilateral, aseguró que se está registrando un "aumento significativo" de diagnósticos en los 36 países que conforman el "club de los países más desarrollados".

"Aumentar la capacidad de diagnóstico es crucial para las estrategias de desconfinamiento y reducir el riesgo de nuevos picos", destacó el economista mexicano.

Islandia y Luxemburgo se encuentran a la cabeza, ambos con cifras muy superiores a la media con 134.9 y 64.6 test, respectivamente, realizados por cada mil habitantes.

También te puede interesar: Alertan OCDE y FMI: los países con economías turísticas serán los más afectados

México se encuentra por detrás de otros como Chile (8.1), Francia (9.1), Reino Unido (9.99) o Estados Unidos (15.6).

Los datos de la gráfica ofrecida por la OCDE vienen de la web Our World in Data, que recoge en su página los datos ofrecidos por los distintos ministerios de Sanidad y otros organismos sanitarios oficiales.

Para reducir el riesgo de nuevos brotes, los países deberán aumentar considerablemente su capacidad de prueba“, señala la OCDE.

El documento del estudio de la Organización advierte que “si se levantan todas las restricciones de confinamiento antes de que se desarrolle una vacuna o se desarrollen tratamientos efectivos sin otras medidas para suprimir nuevas infecciones, se espera que la tasa de infección se recupere rápidamente”.

Las estrategias de prueba funcionan para lograr tres objetivos principales, según la OCDE:

1) Suprimir el resurgimiento de brotes locales.

2) identificar a las personas que han desarrollado algún tipo de inmunidad y pueden regresar al trabajo de manera segura.

3) obtener inteligencia sobre la evolución de la epidemia, incluso cuando se ha alcanzado un umbral para la inmunidad del rebaño.

 (Con información de Reforma).