18 de Septiembre de 2018

Mundo

Fustiga el Papa a quienes hacen de la religión un negocio

El Sumo Pontífice dijo que es importante pedirle al Señor ayuda para hacer cosas buenas, pero con fe.

El Santo Padre indicó que 'ocurrirá lo que con fe pedimos'. (Archivo/AP)
El Santo Padre indicó que 'ocurrirá lo que con fe pedimos'. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Fustiga el Papa a quienes hacen de la religión un negocioCompartir en Twiiter Fustiga el Papa a quienes hacen de la religión un negocio

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco dijo este viernes en su homilía de la misa en Santa Marta que la fe auténtica, abierta a los otros y al perdón, hace milagros. "Dios nos ayude a no caer en una religiosidad egoísta y de negocios", sostuvo.

De acuerdo con la agencia Ansa Latina, el Jefe de la Iglesia Católica dijo que el Evangelio del día "propone tres modos de vivir" en las imágenes del higo que no da frutos, en los negociantes del templo y en el hombre de fe. "El higo, afirmó el Papa, representa la esterilidad, es decir una vida estéril, incapaz de dar cualquier cosa. Una vida que no fructifica, incapaz de hacer el bien".

"Vive para sí; tranquilo, egoísta, no quiere problemas. Y Jesús maldijo el árbol del higo, porque es estéril, porque no hizo lo necesario para dar fruto. Representa a la persona que no hace nada para ayudar, que vive para sí misma, para que no le falte nada. Al final, estos se vuelven neuróticos, ¡todos!. Jesús condena la esterilidad espiritual, el egoísmo espiritual. "Vivo para mí, que a mí no me falte nada y que los otros se arreglen".

El otro modo de vivir, subrayó Jorge Bergoglio, "es el de los explotadores, de los negociantes del tempo. Aprovechan también el lugar sacro de Dios para hacer negocios: cambian las monedas, venden los animales para el sacrificio, también entre ellos tienen como un sindicato para defenderse. Esto no sólo era tolerado sino también permitido por los sacerdotes del templo". Son "los que hacen de la religión un negocio". 

Guarida de ladrones

En la Biblia, recordó el Pontífice, está la historia de los hijos de un sacerdote que "empujaban a la gente a dar ofertas y ganaban tanto, también de los pobres". Y Jesús "no ahorra las palabras: mi casa será llamada casa de oración. En cambio, ustedes hicieron de esto una guarida de ladrones".

"La gente que iba allí en peregrinaje a pedir la bendición del Señor, a hacer un sacrificio, esa gente era explotada. Los sacerdotes allí no enseñaba a orar, no daban sus catequesis. Era una guarida de ladrones. Paguen, entren...Hacían los ritos vacíos, sin piedad. No sé si nos hará bien pensar si de nuestras partes ocurre algo de ese tipo en algún lugar. No lo sé. Utilizar las cosas de Dios para el propio provecho".

El tercer modo de vivir es "la vida de fe", como indica Jesús. "Tengan fe en Dios. Si uno dijese a este monte levántate y lánzate al mar, sin dudar pero creyendo que cuanto dice ocurre, esto ocurrirá. Todo lo que pidan en la oración, tengan fe de obtenerlo y eso ocurrirá. Ocurrirá lo que con fe pedimos".

"Es el estilo de vida de la fe. ¿Padre, qué debo hacer para esto?. Pero, pregúntale al Señor que te ayude a hacer cosas buenas, pero con fe. Sólo con una condición: cuando ustedes se pongan a rezar pidiendo esto, si tienen a algo contra alguien, perdonen. Es la única condición para que también vuestro padre que está en los cielos, perdone vuestras culpas. Este es el tercer estilo de vida. La fe, la fe para ayudar a los otros, para acercarse a Dios. Esta fe hace milagros", concluyó Francisco. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios