25 de Mayo de 2018

Mundo

 / Navidad

Le pusieron Jorge ... en Navidad

El Papa fue bautizado el 25 de diciembre de 1936, una semana después de su nacimiento en Buenos Aires.

Su Santidad, Francisco, en imagen de agosto pasado. El Papa argentino se ha ganado el corazón de los católicos. (Archivo/Notimex)
Su Santidad, Francisco, en imagen de agosto pasado. El Papa argentino se ha ganado el corazón de los católicos. (Archivo/Notimex)
Compartir en Facebook Le pusieron Jorge ... en NavidadCompartir en Twiiter Le pusieron Jorge ... en Navidad

Agencias
BUENOS AIRES, Argentina.- El día de Navidad tiene un significado muy especial para el Papa Francisco, quien fue bautizado precisamente un 25 de diciembre, el del 1936, una semana después de su nacimiento en el barrio de Flores de Buenos Aires, a las 17:10 del 17 de diciembre de ese año.

De acuerdo con información de la agencia ANSA Latina, la ceremonia del bautismo tuvo lugar en la Basílica María Auxiliadora y San Carlos Borromeo del barrio de Almagro: la misma donde el año precedente se habían casado sus padres, Mario Giuseppe Francesco Bergoglio y Regina María Sivori.

Estos detalles en la vida de Francisco fueron recogidos por un periodista de Buenos Aires, Daniel Vargas, quien como el Papa es descendiente de piamonteses.

Vargas es consultor de un centro de investigación de la capital argentina, autor de un reciente estudio centrado precisamente en el bautismo de Bergoglio y en la Basílica de María Auxiliadora.

"El templo -destaca Vargas a ANSA- fue visitado por el cardenal Eugenio Pacelli -luego Papa Pio XII- el 13 de octubre de 1934. Años después, el 12 de junio de 1942, fue elevado por SS. Pío XII a la dignidad de Basílica." 

Felicitación desde El Vaticano

El Pontífice ha recibido el estudio hecho por Vargas y hace unos días lo llamó por teléfono para felicitarlo.

"Cuando escuché una voz que se identificaba como 'Jorge Mario Bergoglio' pensé por unos segundos que no iba a poder articular ni una palabra", cuenta Vargas, destacando que el Papa muy rápidamente lo hizo sentir cómodo, hecho que le permitió hacerle algunas preguntas sobre el estudio.

El nombre de la investigación ("El bautismo de Papa Francisco. Desde Turín a Buenos Aires, padre Pozzoli y la 'salesianidad' del jesuita Bergoglio") se refiere entre otros aspectos a un personaje clave en la vida de la familia del Papa, el sacerdote salesiano Enrico Pozzoli, quien llegó desde el Piamonte a la Argentina en el 1903.

Poco después, el padre del Papa lo eligió como confesor y se unió a un grupo de jóvenes que colaboraban con Pozzoli en su misión pastoral.

Entre estos jóvenes estaban los hermanos Sivori, quienes a su vez tenían a una hermana menor: Regina Maria, futura madre de Jorge Mario.

Cuatro de los cinco hijos de Mario y Regina fueron bautizados en la Basílica Auxiliadora, recuerda Vargas, precisando que no ha logrado encontrar rastros del acto que certifica el bautismo del segundo hijo de la pareja: 

"Se lo he preguntado al Papa, quien me explicó que en ese momento los padres eligieron otra iglesia porque el padre Pozzoli en esa ocasión estaba ausente. El vínculo de los padres del Papa con el sacerdote salesiano era muy fuerte: lo admiraban mucho porqué también era un fotógrafo muy bueno, además de ser relojero.

Durante el llamado telefónico, Bergoglio recordó a Vargas que en la introducción del libro "Meditaciones para religiosos" se refiere al padre Pozzoli, tal cual hizo tiempo atrás durante un discurso en ocasión de un homenaje a los salesianos en la Universidad del Salvador en Buenos Aires.

Concluyendo su conversación por teléfono, Bergoglio recordó a Vargas -destacó este último- la siguiente frase: "No se olvide que he tenido muy buenos educadores"

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios