18 de Julio de 2018

Mundo

Le colgó el teléfono al Papa... dos veces, y fue perdonado

Franco Rabuffi pidió disculpas al Santo Padre por creer que las llamadas que le hizo eran bromas.

El Papa Francisco invitó a dos monaguillos a dar una vuelta con él a bordo del Papamóvil. (AP)
El Papa Francisco invitó a dos monaguillos a dar una vuelta con él a bordo del Papamóvil. (AP)
Compartir en Facebook Le colgó el teléfono al Papa... dos veces, y fue <i>perdonado</i>Compartir en Twiiter Le colgó el teléfono al Papa... dos veces, y fue <i>perdonado</i>

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco saludó al italiano Franco Rabuffi, un feligrés enfermo que hace unos días le colgó el teléfono dos veces pensando que se trataba de una broma, hecho que el pontífice calificó como “divertido”.

La historia fue revelada por el diario del Vaticano L’Osservatore Romano, que en su edición vespertina dio cuenta de la presencia de Rabuffi, con su esposa, entre las más de 20 mil personas que asistieron a la audiencia pública del miércoles en la Plaza de San Pedro, de acuerdo con The Associated Press.

La publicación indicó que el italiano acudió a la audiencia para saludar al pontífice y “pedirle perdón por no haberlo reconocido por teléfono”.

El pasado lunes, el Papa llamó por teléfono al hombre para expresarle su cercanía en la enfermedad que lo aqueja, pero éste creyó que era una broma.

“Y así literalmente le colgó el teléfono al Papa en dos ocasiones. ‘Sólo a la tercera llamada tuve la duda sobre si era verdaderamente él. Me quedé sin palabras, pero Francisco me ayudó diciéndome que, de todas maneras, había sido divertido’”, recordó.

Una vuelta

Asimismo, Jorge Bergoglio invitó a Rabuffi y su esposa a la audiencia general para abrazarlos personalmente y asegurarles que no era una broma.

Pero ese no fue el único detalle curioso de la audiencia, el pontífice invitó a subir al papamóvil a dos monaguillos de la ciudad italiana de Asís, uno de los cuales padece síndrome de Down, para dar una vuelta por la plaza vaticana.

Al final, el obispo de Roma abrazó a los dos monaguillos y les agradeció por haber estado junto a él.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios