22 de Mayo de 2018

Mundo

Papa pide que le curen un dedo durante una visita a un hospicio

Francisco indicó que tenía una astilla, por lo que de inmediato fue atendido por el jefe de los médicos del lugar.

El Papa visitó  el hospicio "San Giuseppe Moscati" en la localidad calabresa de Cassano allo Jonio. (Agencias)
El Papa visitó el hospicio "San Giuseppe Moscati" en la localidad calabresa de Cassano allo Jonio. (Agencias)
Compartir en Facebook Papa pide que le curen un dedo durante una visita a un hospicioCompartir en Twiiter Papa pide que le curen un dedo durante una visita a un hospicio

Agencis
COSENZA, Italia .- El Papa "aprovechó" hoy una visita en el hospicio "San Giuseppe Moscati" en la localidad calabresa de Cassano allo Jonio para ser atendido rápidamente y curar así un dedo lastimado por una astilla que le sacó el médico del lugar que presta cuidados paliativos para enfermos terminales.

"Fue una emoción muy fuerte atender a la mano izquierda del Papa", comentó Francesco Nigro Imperiale, el jefe de los médicos del hospicio recorrido por Francisco, en el marco de su visita al pueblo de Cassano allo Jonio.

De acuerdo con el sitio web ansa.it, el médico hizo una pequeña intervención en el dedo tras un pedido del propio Jorge Mario Bergoglio.

Luego de la solicitud del Papa, el médico llamó de manera inmediata a su colaborador, al que le pidió una pinza con la que le quitó la astilla que afligía a Bergoglio.

"Nada preocupante", aseguró el médico, quien contó que al Papa le colocaron una venda y una cinta adhesiva de tela en el dedo.

"Cuando el Papa me pidió que le quitara el pequeño fastidio, me conmovió la simplicidad de sus palabras y la ternura de su mirada. Fue inolvidable", enfatizó Imperiale.

Así, concluyó, "la fuerte emoción que ya sentía por su visita se transformó en algo maravilloso e inolvidable".

Durante su visita a la localidad de Cassano allo Jonio, el Papa hizo una pausa para almorzar junto a un grupo de jóvenes adictos a las drogas que son tratados en una comunidad, compartiendo algunos de los platos típicos de Calabria, como los fiambres y los quesos, los macarrones con salsa de salchicha y, como postre, una ensalada de fruta.

"Como hace siempre, Bergoglio logró convertir este momento que compartimos con él en un encuentro muy simple, sino ningún formalismo", destacó una de las jóvenes presentes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios