Policía entrega anillo de compromiso perdido en una coladera

Los agentes publicaron el video del momento en que el brillante se les cayó.

|
El anillo se le cayó al hombre antes de que pudiera hacer la petición de matrimonio. (Internet)
El anillo se le cayó al hombre antes de que pudiera hacer la petición de matrimonio. (Internet)

Agencia
NUEVA YORK, EU.- La policía de Nueva York encontró un anillo de diamantes, luego de que una pareja lo perdiera tras la propuesta en el Times Square

La policía convocó a la ciudadanía a hacer un llamado a la pareja, ya que uno de los oficiales encontró el anillo

Un anillo de compromiso que cayó, aún sin realizarse ceremonia, a una rejilla de servicios públicos de Manhattan durante una propuesta realizada, fue más fácil de encontrar que la pareja romántica que lo dejó caer.

También te puede interesar: Colocó el anillo en el dedo de su amada y ella falleció

En el video, se ce cómo la pareja pidió ayuda a un policía, el viernes por la noche, después de que el hombre dejara caer el anillo mientras intentaba hacer la propuesta en Times Square. Los esfuerzos iniciales para encontrar el anillo fracasaron, y la pareja salió de la escena.

 

El sábado, sin embargo, un equipo de Operaciones Especiales de la policía volvió a entrar y encontró el anillo. Pero nadie había obtenido un nombre o información de contacto de la pareja.

"¡Tenemos tu anillo!" El departamento de policía tuiteó. El departamento solicitó ayuda para encontrar a la pareja cuya propuesta "salió horriblemente mal".

De acuerdo con información de Vanguardia y las redes sociales, cuando no hubo una respuesta inmediata por parte del dúo, el posible marido se convirtió en el sujeto de una intensa, aunque irónica, una cacería de hombres.

"¡SE BUSCA por dejar caer el anillo de su novia en @TimesSquareNYC!", Publicó la policía en Twitter. "Ella dijo que sí, pero él estaba tan emocionado que dejó caer el anillo en una rejilla".

Finalmente la policía encontró a la pareja y lo tuiteó agradeciendo y titulando el momento como ¡caso cerrado!