22 de Febrero de 2018

Mundo

Peces y frutos en medio del desierto de Israel

A pesar de las condiciones climatológicas muy adversas, el país ha generado toda una industria agrícola y acuícola exitosa.

Imagen publicada por Brian Cassella, quien paso un tiempo en Israel y participó en las actividades de agricultura en el desierto de Arava. (twitter.com/briancassella)
Imagen publicada por Brian Cassella, quien paso un tiempo en Israel y participó en las actividades de agricultura en el desierto de Arava. (twitter.com/briancassella)
Compartir en Facebook Peces y frutos en medio del desierto de IsraelCompartir en Twiiter Peces y frutos en medio del desierto de Israel

Agencias
ARAVA, Israel.- En medio del desierto, con condiciones climatológicas muy adversas y donde el agua tiene un alto contenido de sal que hace imposible su uso, los israelíes lograron generar toda una industria agrícola y acuícola exitosa.

Desde ese lugar, en el desierto de Negev, se produce una alta cantidad de frutos y verduras como melón, sandía, pimientos, jitomates, albaca, espinacas, fresas, chile habanero, berenjena, entre otros, desde donde procede 60 por ciento de los productos que se exportan de Israel.

En la actualidad, se estudia la producción de mango y otros.

También se producen diversos tipos de peces, algunos de los cuales fueron especies creadas en este lugar para adaptarse a las condiciones de agua; además, se generó un sistema de hidroponía que permite, por un lado, producir alimentos que al mismo tiempo ayudan a los peces y viceversa.

En poco más de 50 años, se desarrolló Arava localizado en la frontera de Israel entre el Mar Rojo y el Mar Muerto, zona en la que habitan solo 800 familias, alrededor de tres mil 400 personas, distribuidas en siete comunidades denominadas Mashovin, que se dedican a esta actividad y que enfrentan condiciones extremas de clima.

De acuerdo con Notimex, temperaturas superiores a 40 grados centígrados y la escasez de agua de lluvia, llevaron a los israelíes a encontrar soluciones audaces que hoy son un referente a nivel mundial.

La condición más difícil es el agua; si bien Israel tiene un sistema de agua muy desarrollado desde el norte hasta el sur, Arava está fuera del mismo.

Otro problema es que en este lugar, los acuíferos son muy pequeños debido a que hay escasez de lluvia, y una solución fue la extracción de agua del subsuelo por medio de la perforación de pozos para extraer agua fósil, y más profundo mide mil 600 metros hacia abajo (tal cómo se hace ahora con el petróleo).

Sin embargo, este líquido tiene una salinidad tres veces superior a la que se usa en irrigación; los agricultores de la zona tuvieron que adaptarse a estas condiciones por medio de diferentes métodos.

En Arava se producen peces del tipo tilapia, pero también peces de ornamento como el pez dorado

Primero un uso racional del vital líquido por medio de goteros que hacen más precisa la cantidad de agua a utilizar, por otro lado, se utilizan plantas que se pueden resistir el alto nivel de sal.

También se consideran métodos como la mezcla de agua con alto contenido de sal con otro que tiene menos salinidad para reducir el componente.

Hasta hace unas décadas, el principal mercado de estos productos era Europa, pero ahora también se dirigen hacia Rusia, Inglaterra y Estados Unidos, siendo el pimiento el principal producto de exportación.

“Ahora estamos viendo otros mercados”, dijo la encargada de la investigación de Flores del Vidor Center, un centro de investigación de Arava.

Es así como prácticamente en medio de la nada, donde hasta hace unos años no crecía nada, ahora se tienen plantaciones importantes y donde se logró desarrollar una industria acuícola, lo que parecía “una locura”, de acuerdo con investigadores del área.

Para la reproducción de peces se tuvieron que tuvieron que consideran opciones de agricultura como la hidroponía, con la que las plantas se colocan en agua, y esa misma agua pasa por un circuito que llega a tanques donde hay peces.

Esto genera un círculo virtuoso tanto para las plantas como para los peces, toda vez que ambos generan elementos favorables para los entornos, lo que permite un equilibrio en el ecosistema y beneficia la reproducción tanto de la flora como la fauna.

En Arava se producen peces del tipo tilapia, pero también peces de ornamento como el pez dorado (Golden fish) que tiene un alto valor en el mercado; desde aquí se producen millones de peces al año, pues alrededor de 15 familias viven de esto.

No obstante, este esquema de hidroponía junto con peces no es exclusivo para este tipo de entorno, incluso puede desarrollarse dentro de una casa; el reto consiste en balancear los nutrientes que aportan las plantas a los peces y viceversa.

Solo para dar una idea, para producir un kilo de pez tilapia se requiere un tanque de 10 metros de plantación de lechugas, y esta técnica que funciona bien con plantas verdes y con frutos como jitomates, explicaron.

Los desarrollos generados en esta zona, donde ya se investiga también el modelo de microalgas, atraen la atención de personas de todas partes del mundo, e incluso ahora acuden jóvenes estudiantes por periodos de un año para estudiar este tipo de agricultura y acuicultura.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios