13 de Diciembre de 2018

Mundo

Argentina suaviza controles en compra de dólares

Los particulares podrán adquirir la divisa con fines de atesoramiento de acuerdo con los ingresos declarados.

Al caer las reservas en moneda extranjera a su nivel más bajo en siete años, el gobierno dejó de vender divisas para apoyar el peso en el mercado de cambios oficial, lo que provocó una fuerte caída de la moneda frente al dólar. (Agencias)
Al caer las reservas en moneda extranjera a su nivel más bajo en siete años, el gobierno dejó de vender divisas para apoyar el peso en el mercado de cambios oficial, lo que provocó una fuerte caída de la moneda frente al dólar. (Agencias)
Compartir en Facebook Argentina suaviza controles en compra de dólaresCompartir en Twiiter Argentina suaviza controles en compra de dólares

Agencias
BUENOS AIRES, Argentina.- El gobierno argentino flexibilizó las restricciones a la compra de dólares al anunciar que a partir del lunes los particulares podrán adquirir la divisa con fines de atesoramiento de acuerdo con los ingresos declarados, según informó Associated Press.

El jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía Axel Kicillof dijeron el viernes en una rueda de prensa que la medida se adopta porque el precio de la divisa alcanzó "un nivel de convergencia aceptable" según los objetivos de las políticas económicas.

Las restricciones a la compra de la moneda estadounidense comenzaron a fines de 2011 debido a la fuga de divisas. Fueron en aumento hasta que se permitieron únicamente y de forma muy restringida a los particulares que alegaban que los necesitaban para viajar al exterior, aunque debían pedir un permiso previo a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

A partir del lunes, los particulares no tendrán que alegar que la compra de dólares es con fines turísticos aunque seguirá rigiendo la obligación de demostrar ante la AFIP que cuentan con ingresos suficientes para comprar las divisas.

Las restricciones a la compra de la moneda estadounidense comenzaron a fines de 2011 debido a la fuga de divisas

El dólar llegó el jueves a los 8 pesos, aunque finalmente terminó cotizando a 7.75 pesos en el mercado oficial tras la intervención del Banco Central, en el marco de una agresiva estrategia de devaluación para corregir el atraso cambiario, por la cual dicha entidad financiera limitó sus operaciones en el mercado cambiario. La devaluación del peso fue la mayor en un día respecto a la moneda estadounidense desde marzo de 2002, cuando el país sufría una grave crisis.

El gobierno condicionó la futura compra de dólares por los particulares a la capacidad contributiva de los que los soliciten. "Se va a autorizar compras de dólares para tenencia de personas físicas de acuerdo a los ingresos declarados", dijo Capitanich.

Tras el anuncio del gobierno, la cotización del dólar oficial cerró el viernes en 8 pesos en promedio, respecto a los 7.75 de la víspera. En tanto el dólar paralelo o ilegal, llamado "dólar blue", bajó a 11.8 pesos respecto a los 13 del jueves, en una plaza con tendencia a la especulación, según las autoridades.

Además el Ejecutivo anunció que a partir del lunes se disminuirá de 35 a 20% la retención para los compradores de dólares y para los que realicen compras en el exterior con tarjetas de crédito, que luego puede ser reintegrada en la declaración jurada de impuestos anual.

Con las restricciones a la compra de divisas se potenció un mercado informal del dólar, al que acuden los ahorristas.

Pretenden corregir un tipo de cambio atrasado

Después de anunciar la medida, Kicillof, dijo a Radio Continental que se busca "generar más equidad en el asunto cambiario" y "dar alguna certidumbre, sobre cómo vienen las variables principales" de la macroeconomía "a pesar de que hay intereses muy fuertes atentando contra el proyecto económico".

El ministro denunció que el jueves hubo "un ataque especulativo muy fuerte" contra el peso, luego de que el dólar paralelo saltara a más de 13 pesos, y advirtió que "hay intereses muy fuerte atentando contra el proyecto económico", dijo en referencia a las supuestas maniobras de la petrolera angloholandesa Shell para comprar 3 millones de dólares la víspera.

Juan Pablo Ronderos, de la consultora abeceb.com, dijo a The Associated Press que "es una exageración (pensar) que se levantó el cepo" al dólar, al señalar que habrá que esperar al lunes para ver la magnitud de las operaciones de compra de divisas que autoriza la AFIP. Sin embargo admitió que la medida anunciada, en principio, "está tomada en el sentido correcto para solucionar las distorsiones de la economía", entre ellas la inflación, que según analistas privados fue de 28% en 2013 y superaría el 30% en 2014.

Ronderos señaló que las medidas de los últimos días, como la que fue anunciada y la drástica devaluación del peso, apuntan a corregir un tipo de cambio atrasado, que supone una pérdida de la competitividad.

Pero para que las medidas sean exitosas y no terminen causando eventualmente una aceleración de la inflación, "es necesario dar también señales en las políticas monetaria y fiscal, para lo que hay que desacelerar el gasto y hacer más atractivo el ahorro en pesos mediante al aumentos de las tasas de interés".

Los argentinos, que tradicionalmente ahorran en dólares, reaccionaron con escepticismo al anuncio de su gobierno

En la misma línea, Aldo Abram, de la consultora Exante, dijo a la AP que "hay que bajar el ritmo de crecimiento del gasto público porque si no, seguirán exprimiendo las reservas del Banco Central y esto implicaría alimentar la inflación y una pérdida de reservas en poco tiempo, además de que el peso se apreciaría".

Las reservas han disminuido en los últimos meses y actualmente están en unos 29.200 millones de dólares. En 2013 descendieron en unos 12.700 millones.

Para Matías Carugati, de la consultora Management & Fit, el llamado cepo al dólar "fue uno de los grandes errores" del gobierno. Fue, según el economista, "una medida para atacar las consecuencias de un problema", que era la inflación. El alza del costo de vida había vuelto al dólar muy barato, por lo que se produjo una compra masiva de la divisa que afectó el nivel de las reservas internacionales y que condujo al gobierno a aplicar las restricciones para su compra.

Otros analistas señalaron que es difícil evaluar cómo afectará la medida al señalar que está sujeta a lo que disponga la AFIP a partir del lunes. Por otro lado, pusieron en duda que la autoridad fiscal autorice una masiva adquisición de dólares debido a que las reservas han disminuido fuertemente. Asimismo señalaron que el gobierno busca cerrar la brecha cambiaria entre los dólares oficial y paralelo y sacar clientes del mercado de divisas en negro.

Los argentinos, que tradicionalmente ahorran en dólares, reaccionaron con escepticismo al anuncio de su gobierno, que paradójicamente siempre negó la existencia del "cepo".

"Seguramente con esta medida el dólar se va a disparar", apuntó Malena Pérez, de 47 años, dueña de un negocio de venta de golosinas y gaseosas. "Yo en este gobierno no confío, me cuesta creer que pueda comprar dólares así nomás".

El cepo al dólar así como las restricciones a las importaciones afectaron el negocio de Pérez, ya que varios productos populares como una conocida marca de papas fritas de Estados Unidos y chocolates se volvieron imposibles de conseguir o a precios muy altos, que inevitablemente trasladó a sus consumidores.

En lo que va de este año, Pérez dijo que los precios de golosinas, galletitas y bebidas azucaradas aumentaron entre 10 y 20%.

Los hechos de esta semana en la Argentina sirvieron de "disparador" de una tendencia internacional más amplia en la que los inversores se retiraron de los mercados emergentes, dijo Adolfo Laurenti, economista subjefe de Mesirow Financial Holdings.

Esto provocó ventas en los mercados accionarios del mundo el viernes.

Los argentinos no confían en su propia moneda y en los momentos de turbulencias económicas se refugian en la moneda estadounidense.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios