19 de Julio de 2018

Mundo

'Todos los perros merecen el cielo'

Los canes presienten cuando alguien agoniza o experimenta padecimientos, de ahí que se les considere mejores acompañantes.

La veterinaria Jessica Vogelsang posa junto a Brody, su golden retriever. (Agencias)
La veterinaria Jessica Vogelsang posa junto a Brody, su golden retriever. (Agencias)
Compartir en Facebook 'Todos los perros merecen el cielo'Compartir en Twiiter 'Todos los perros merecen el cielo'

Agencias
LOS ÁNGELES, Cal.- Para los agonizantes, está claro por qué todos los perros merecen el cielo. Brindan consuelo no solamente en la agonía sino también en otros momentos difíciles, ya sea depresión, pérdida de empleo o una mudanza. 

Los perros presienten cuando alguien agoniza o experimenta padecimientos ya sea por indicios corporales, por olores que solo ellos pueden percibir, y otros medios todavía desconocidos, sostienen los expertos.

Como veterinaria de un hospicio, Jessica Vogelsang sabe cuánto pueden significar las mascotas. Dirige la organización Paws Into Grace en el sur de California, un grupo de veterinarios que suministran cuidados en las postrimerías de la vida y eutanasia para los perros en sus hogares.

La veterinaria de San Diego finalizó su primer libro "All Dogs Go to Kevin: Everything Three Dogs Taught Me (That I Didn't Learn in Veterinary School)" poco antes de enterarse de que su madre, Patricia Marzec, tenía un tumor cerebral inoperable. El título de las memorias publicadas el mes pasado se refiere a lo que su hijito infante oyó cuando le dijeron que todos los perros iban al paraíso, según publica The Associated Press.

Sus padres se mudaron con ella para que la enferma pudiese disfrutar de sus últimos meses de vida con su familia y con el golden retriever, Brody. El animalito siempre saltaba cuando llegaban los padres de la mujer pero esta vez se contuvo. "El sabía que mami estaba enferma. Estuvo con ella constantemente", dijo Vogelsang.

Brody yacía a los pies de Marzec o apoyaba la cabeza en su falda cuando la enferma estaba triste. Se puso a su lado cuando llegaron los trabajadores del hospicio.


La veterinaria Jessica Vogelsang juega con su perra Ramone.

Se sabe que los perros consuelan a los enfermos al olfatear algunas variedades de cáncer, como el aliento de un paciente de cáncer pulmonar, dijo la doctora Bonnie Beaver, profesora en la escuela de veterinaria de la Universidad A&M de Texas y directora ejecutiva del Colegio Estadounidense de Veterinarios Conductistas.

Pero sobre todo se trata del lenguaje corporal. "Ellos son excelentes para detectar" movimientos frágiles, afirmó.

Algunos hospicios para ancianos tienen perros para consolar a los pacientes. "Muchos de los perros residentes conocen a los pacientes y saben que algo es diferente cuando cambia su olor o se mueven menos", afirmó Beaver.

Los perros también pueden ayudar a quienes enfrentan otros desafíos.

Después que llegó la madre enferma de la veterinaria, la familia pasó dos meses viendo películas, comiendo galletitas y disfrutando del jardín. Pat Marzec incluso leyó y elogió el libro de su hija. Falleció el 3 de junio, un mes antes de su publicación.

"Esos dos meses que pasamos juntos fueron increíbles", dijo Vogelsang. "La muerte es solo un instante. La vida es todo lo que conduce a ella".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios