25 de Septiembre de 2018

Mundo

Perros, aliados para encontrar cadáveres

La mayoría de los departamentos de policía de EU aún se ven renuentes a usar a los canes en sus búsquedas.

Buster, el perro de Paul Dotsie, ha ayudado a recuperar los restos de más de 200 personas. (Agencias)
Buster, el perro de Paul Dotsie, ha ayudado a recuperar los restos de más de 200 personas. (Agencias)
Compartir en Facebook Perros, aliados para encontrar cadáveresCompartir en Twiiter Perros, aliados para encontrar cadáveres

The Associated Press, 
BENTON, Cal.- Cada vez más los investigadores policiales y los tribunales ponen su fe en perros entrenados para detectar la más mínima partícula de restos humanos.

Pero demostrar lo que hacen no es fácil.

"Si Buster pudiese hablar", dice Paul Dostie, mientras camina con su labrador negro a través de un amplia sección de maleza, unos 80 kilómetros (50 millas) al este del Parque Nacional Yosemite.

Cuando era cachorro, Buster se echaba en un punto para indicar un "alerta" y ladraba. Pero desde que perdió una pata a causa de cáncer, el can de 12 años prefiere apuntar con el hocico en la dirección de un lugar específico en la tierra o a una roca. El olfato de Buster ha ayudado a recuperar los restos de más de 200 personas, dice Dostie.

Como recompensa, le lanza un juguete.

Para los que no saben, pudiera parecer que Buster simplemente ladra para que le den el juguete.

Pero Dostie y otros que han visto a Buster en acción dicen que no tienen duda alguna de que el olfato del perro es confiable.

"Ver es creer", dijo Mark Noah, fundador de History Flight, una fundación sin fines de lucro cuya misión incluye la búsqueda de decenas de miles de soldados estadounidenses desaparecidos.

Buster y Dostie, trabajando con un equipo de voluntarios que usan tecnología de radar y registros históricos, han ayudado a la organización a encontrar restos de estadounidenses desaparecidos en la Segunda Guerra Mundial en Europa y en la isla de Tarawa, en el Pacífico sur.

Entre otros, Buster ayudó a encontrar al teniente Robert Fenstermacher, un piloto del Cuerpo Aéreo del Ejército cuyo avión fue derribado en Bélgica en 1944. El año pasado, su familia se reunió cuando Fenstermacher fue sepultado, casi 70 años más tarde, en el Cementerio Nacional de Arlington.

Otras búsquedas son mucho más sencillas: solamente el perro y su entrenador, a pie, kilómetro tras kilómetro. Así fue que Deborah Palman, especialista retirada del Servicio de Guardabosques de Maine, y su pastor alemán Alex, encontraron el cadáver de una mujer canadiense llamada Maria Tanasichuk en 2003. La policía determinó más adelante que la mujer fue asesinada de un balazo en la cabeza por su esposo.

Pero los departamentos de policía se han mostrado renuentes a usar perros detectores de cadáveres en sus búsquedas porque sus entrenadores son voluntarios, pero eso está cambiando con los éxitos a medida que el entrenamiento se ha estandarizado.

Cuando más de un perro ha alertado independientemente en el mismo lugar, algunos jueces han permitido el uso de esa evidencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios