20 de Noviembre de 2018

Mundo

Pierde el bazo corneado en encierro de San Fermín

El de este viernes duró poco menos de cinco minutos, casi el doble de lo normal.

Momento en que un joven es embestido por uno de los astados en el encierro de este viernes en Pamplona. (AP)
Momento en que un joven es embestido por uno de los astados en el encierro de este viernes en Pamplona. (AP)
Compartir en Facebook Pierde el bazo corneado en encierro de San FermínCompartir en Twiiter Pierde el bazo corneado en encierro de San Fermín

Agencias
PAMPLONA, España.- Dos españoles y un estadounidense fueron corneados el viernes durante el encierro del festival de San Fermín, y uno de los astados generó pánico durante varios minutos en las atiborradas calles de la ciudad española de Pamplona.

Más tarde se informó que uno de los corneados había perdido el bazo.

Según información de The Associated Press, hubo gran tensión cuando uno de los toros embistió a un joven y lo empujó por el piso con los cuernos durante casi 30 segundos, mientras otros participantes del encierro trataban de alejarlo jalándolo de la cola. El joven quedó colgado en uno de los cuernos.

Otros asistentes finalmente lo jalaron por los pies hacia un lugar seguro. El Diario de Navarra reportó que el joven era de Morelia, España, pero esto no pudo confirmarse de manera inmediata.

El gobierno regional de Navarra dijo que dos españoles y un estadounidense fueron corneados en el encierro, mientras que otros dos españoles y otro estadounidense fueron llevados a hospitales por heridas sufridas por caídas y al ser pisoteados durante el frenético evento.

La oficina de prensa del gobierno identificó al estadounidense corneado sólo por sus iniciales -P.E.- y dijo que tenía 20 años. El periódico local reportó que fue herido en el abdomen.

Ninguno de los seis que fueron llevados al hospital se reportó en condición grave.

Las autoridades hospitalarias dijeron inicialmente que cuatro personas habían sido corneadas, pero el gobierno regional informó que sólo fueron tres.

Los corneados de esta mañana son los primeros que se registran en los sanfermines de este año, en los cuales miles de personas corren al lado de seis toros de lidia por un trayecto de 850 metros (930 yardas) desde un redil hasta la plaza de toros.

El encierro del viernes duró poco menos de cinco minutos, lo que es casi el doble de lo normal. Los encierros largos ocurren por lo general cuando algún toro se separa del rebaño y se desorienta, lo que lo hace más peligroso.

Le extirparon el bazo

De acuerdo con información de la agencia EFE, el corredor estadounidense de 20 años sufrió la extirpación del bazo después de que fuera corneado hoy en el sexto encierro de los sanfermines, en el que resultaron cogidos por asta de toro otras dos personas.

El joven norteamericano, identificado como Patrick E., es el herido que se encuentra más grave, al sufrir una cornada en el abdomen con trayectoria ascendente hasta el bazo, con hemorragia interna, según el parte médico facilitado por las autoridades sanitarias de Navarra (norte de España).

Ante la gravedad de la herida, el corredor estadounidense fue sometido a una intervención urgente para extirparle el bazo, tras la cual se encuentra estable y anestesiado en la unidad de reanimación, sin que se tema por su vida.

También resultaron hoy heridos graves en el encierro, el más peligroso de los de este año, dos hombres españoles, uno de 42 años, que sufrió una cornada en el brazo derecho, y un tercero de 31 años, protagonista del percance más dramático, que sufrió tres cornadas, aunque se encuentra estable.

Tras el encierro fueron trasladados también a los hospitales T.T., de 48 años, de Colorado (EEUU), con tres o cuatro costillas rotas; el madrileño J.A.F.G., de 34 años, con policontusiones, y el pamplonés X.I.D., con traumatismos en una pierna.

Un séptimo corredor también español se presentó por sus propios medios al hospital y fue atendido de heridas en un brazo.

En los encierros de los sanfermines de este año han resultado heridos cinco norteamericanos, y Patrick E. es el único por asta de toro.

La fiesta

Los encierros matutinos son televisados a nivel nacional y son el plato fuerte del festival de nueve días.

Los toros que participan cada mañana son sacrificados invariablemente por toreros en las corridas vespertinas, y su carne se sirve en los restaurantes de Pamplona.

Decenas de personas resultan heridas cada año en los encierros. La mayoría se lastima al tropezarse y caer.

Los toros que participan en la festividad llegan a pesar 625 kilogramos (1,380 libras), y han matado a 15 personas desde que comenzó a llevarse registro en 1924.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios