17 de Octubre de 2018

Mundo

Gobierno de Colombia pide perdón por 'herida' que aún no cierra

Juan Manuel Santos se disculpó en nombre del Estado por los muertos y desaparecidos en la masacre del Palacio Judicial.

Este jueves, durante un acto conmemorativo, el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, pidió perdón a los familiares de las víctimas de la matanza del Palacio Judicial y llamó a los ciudadanos a buscar la paz en pro del país. (AP)
Este jueves, durante un acto conmemorativo, el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, pidió perdón a los familiares de las víctimas de la matanza del Palacio Judicial y llamó a los ciudadanos a buscar la paz en pro del país. (AP)
Compartir en Facebook Gobierno de Colombia pide perdón por 'herida' que aún no cierraCompartir en Twiiter Gobierno de Colombia pide perdón por 'herida' que aún no cierra

Agencias
BOGOTÁ, Colombia.- El presidente Juan Manuel Santos encabezó este viernes un acto en el que pidió perdón en nombre del Estado colombiano por los muertos, desaparecidos y torturados durante la recuperación del Palacio Judicial tomado por un grupo guerrillero en 1985.

En el mismo lugar donde sucedieron los hechos Santos ofreció una emotiva disculpa pública en la que estuvieron presentes familiares de las víctimas, que no ahorraron críticas al Estado, a la cúpula militar y al expresidente Belisario Betancur (1982-1986) por la falta de verdad y justicia.

"En nombre del Estado pido perdón por el incumplimiento al deber de prevención con las personas que se encontraban en el Palacio de Justicia, por la violación de sus derechos a la integridad personal, a las garantías judiciales y a la protección", dijo Santos.

El 6 de noviembre de 1985 un comando de la ya desmovilizada guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19) asaltó el Palacio de Justicia y demandó hacer un juicio público al entonces presidente Betancur. El gobierno ordenó recuperar el edificio y a lo largo de 28 horas de fuego cruzado murieron casi un centenar de personas, entre ellas prácticamente todos los rebeldes y 11 de los 24 magistrados de la Corte Suprema.

Otras 12 personas fueron reportadas como desaparecidas, la mayoría empleadas de la cafetería de la sede judicial, y la guerrillera Irma Franco. Hasta el momento dos militares de alto rango y en retiro, el general Jesús Armando Arias y el coronel Alfonso Plazas, han sido condenados por las desapariciones.

"Reconozco la responsabilidad del Estado colombiano y pido perdón... por las desapariciones forzadas, los maltratos, las detenciones. A los hijos y los hermanos de las víctimas lamentamos profundamente lo ocurrido con sus familiares", dijo Santos después de leer los nombres de los desaparecidos.

Disculpas 'obligadas'

La ceremonia se hizo en cumplimento de una orden de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que, además de condenar al Estado por su responsabilidad en la desaparición de una docena de personas y las torturas a otras 11, obligó a las autoridades a ofrecer disculpas públicas por los violentos hechos.

"Algunos padres, abuelos, familiares, murieron con la angustia de no haber conocido la suerte de sus seres queridos y eso también nos duele... Y lo hago de corazón, no sólo para cumplir una orden", sostuvo Santos.

Durante el acto el presidente estuvo acompañado por varios de sus ministros, entre ellos el de Justicia Yesid Reyes cuyo padre, el magistrado Alfonso Reyes, murió en el interior del edificio judicial. "A medida que pasan los años el país requiere reconciliación y perdón precisamente ahora que estamos buscando en La Habana poner fin 50 años de barbarie", dijo a The Associated Press Reyes en referencia al proceso de paz que se sigue en Cuba con la guerrilla de las FARC.

Sin embargo, el perdón oficial no fue suficiente para algunos de los familiares de las víctimas presentes en la ceremonia como Jaime Beltrán, padre de un joven desaparecido y quien tomó la palabra en primer lugar. "Aceptamos el perdón, pero quienes deberían estar aquí son el expresidente Belisario Betancur que nunca aceptó su responsabilidad, sus ministros y la cúpula militar", criticó.

Herida que no cierra

Mientras se celebraba la ceremonia un grupo de 20 personas gritaba desde las afueras del recinto judicial contra Betancur, quien en las últimas horas y rompiendo un silencio de 30 años reconoció que "si errores cometí, pido perdón".

María Socorro Franco, hermana de la guerrillera desaparecida, dijo a la AP que "aquí se va a cumplir simplemente un requisito que exigió la Corte pero esto es sólo una parte. Ojalá sea perdón verdadero ya que estamos hartos de vivir de odios".

Dos semanas atrás la Fiscalía abrió un proceso a 14 militares en retiro, entre ellos cuatro generales, por las torturas infringidas a 11 personas tras la retoma del Palacio.

El M-19 se disolvió años después y algunos de sus miembros ocupan actualmente destacados puestos en la vida política del país como el senador Antonio Navarro Wolf y el alcalde de Bogotá Gustavo Petro.

(Información de Associated Press)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios