Presidente de Francia le da golpe con guante blanco a Trump

Si Europa gasta más en defensa no será para comprar armas a EU: Emmanuel Macron.
|
Emmanuel Macron pronuncia un discurso junto al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (Foto: AP)
Emmanuel Macron pronuncia un discurso junto al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (Foto: AP)

Agencia
PARÍS.- El presidente francés, Emmanuel Macron, aprovechó la presencia de más de 70 dirigentes de los cinco continentes en la conmemoración del armisticio de la Primera Guerra Mundial para hacer un alegato del multilateralismo como forma de evitar nuevos conflictos entre países. 

En una ceremonia sin precedentes por la presencia de dirigentes extranjeros -entre los que estaban los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Rusia, Vladimir Putin, Macron cargó contra el nacionalismo, como lo hace con frecuencia, informó Excélsior. 

Pero esta vez lo hizo contraponiéndolo al patriotismo que -según su versión- alimentó a los combatientes franceses en la Primera Guerra Mundial, una "visión de Francia como nación generosa, portadora de valores universales".

También te puede interesar: Congo sufre brote de ébola, la peor de su historia

Macron afirmó que "la lección de la Gran Guerra no puede ser el rencor de un pueblo contra otro, ni tampoco el olvido del pasado", sino más bien los esfuerzos, entonces fracasados, de construir la paz con "las primeras cooperaciones internacionales".

Por eso, insistió en defender la Unión Europea, surgida de la reconciliación y de la cooperación entre Francia y Alemania, "una unión libremente consentida nunca vista en la historia, que nos libra de guerras civiles".

También la ONU, "garante de un espíritu de cooperación para defender los bienes comunes de un mundo cuyo destino está indisolublemente unido".

La ceremonia comenzó con la subida por la avenida de los Campos Elíseos -los últimos metros a pie- de los jefes de Estado y de Gobierno, que salieron momentos antes del Palacio el Elíseo donde los recibió el presidente francés, Emmanuel Macron.

Hubo dos excepciones notorias: Trump, que no pasó por el Elíseo pese a llevar más de un día en la capital francesa, y el ruso, Vladimir Putin, que aterrizó con retraso esta misma mañana en París.

Cuando Trump circulaba en su limusina blindada por los Campos Elíseos, protegida por otros vehículos, tres militantes de Femen protagonizaron un breve incidente al saltarse las barreras e intentar acercarse, con el torso desnudo, al cortejo del presidente estadounidense.

Varios policías del dispositivo de seguridad puesto en pie -cerca de 10 mil agentes en toda la ciudad- las redujeron y las extrajeron del cordón de seguridad.