25 de Septiembre de 2018

Mundo

Prisiones de Israel 'envenenan' a reos palestinos

Una exconvicta asegura que la mayoría de los reos liberados mueren poco después de salir de las cárceles hebreas.

Más de 700 reclusos palestinos están detenidos en este centro de reclusión, próximo a Ramala, el único de Israel en territorio ocupado. (EFE)
Más de 700 reclusos palestinos están detenidos en este centro de reclusión, próximo a Ramala, el único de Israel en territorio ocupado. (EFE)
Compartir en Facebook Prisiones de Israel 'envenenan' a reos palestinosCompartir en Twiiter Prisiones de Israel 'envenenan' a reos palestinos

Agencias
TEL AVIV, Israel.- Una mujer palestina, liberada de una cárcel de Israel, acusó a las autoridades hebreas de inyectar virus peligrosos a los reos antes de ponerlos en libertad.

Las declaraciones de Rania El Saka fueron hechas durante una conferencia de prensa en la sede de los sindicatos de Jordania, según el Centro de Información palestino citado por la agencia rusa RT.

El Saka declaró que los reos sufren enfermedades graves y crónicas y pidió a las instituciones palestinas y a la comunidad internacional examinar la situación de salud de los prisioneros liberados, ya que la mayoría de ellos fallecen después de salir de las cárceles israelíes.

Además, declaró que “los reos son sometidos a las más crueles torturas" y acusó a las autoridades palestinas de prestar poca atención a la situación en la que se encuentran los presos.

La semana pasada, un reo palestino comparó al hospital de una prisión israelí con una cárcel, "como las de la Alemania nazi durante el Holocausto".

Asimismo, contó que el nivel de asistencia médica en las prisiones israelíes es “increíblemente bajo” y que “entre los detenidos aquí, hay por lo menos 25 personas que sufren de cáncer y no están recibiendo el tratamiento que necesitan”.

El pasado 30 de marzo otro prisionero, Abu Hamdiye, falleció tras haber sido trasladado de la cárcel de Ramon al centro penitenciario de Seroka, más cercano al hospital de Bersheva, donde recibía atención médica por el cáncer de garganta que padecía.

Aunque la familia de Hamdiye había alertado en el verano pasado del delicado estado de salud del preso, las autoridades penitenciarias solo lo trasladaron a un centro donde recibiría mejor asistencia sanitaria en marzo, cuando estaba ya muy enfermo.

La Autoridad Nacional Palestina inmediatamente responsabilizó a Israel del fallecimiento, que durante una semana fue motivo de fuertes protestas en Cisjordania.

Esa muerte fue la segunda de un palestino en una prisión israelí en lo que va de año. El pasado mes de febrero, Arafat Jaradat murió por un ataque al corazón. Las autoridades palestinas reclamaron que Jaradat, de 30 años, falleció tras ser torturado, haciendo referencia a los resultados de la autopsia que reveló numerosas lesiones.

Por su parte, Israel argumentó que las lesiones pudieron haber ocurrido cuando se estaba intentando reanimar al recluso con un masaje cardiaco.

El próximo miércoles los palestinos conmemoraron el Día del Prisionero. Según los datos difundidos por la ONU, unos 5,000 palestinos permanecen en cárceles y centros de detención de Israel, de ellos 235 son niños y 10 mujeres.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios