15 de Octubre de 2018

Mundo

Fantasma de soldado 'invita' a visitar pub inglés

Un bar en Londres, en donde presuntamente habita un fantasma, fue visitado por Edward Norton, Harrison Ford y Miley Cyrus.

Un pintoresco pub inglés, enclavado en el lujoso barrio de Belgravia de Londres, está adornado con cientos de billetes que, según la tradición, ayudarán a un “fantasma” que se cree habita ahí, a pagar sus deudas y descansar en paz. (Agencias)
Un pintoresco pub inglés, enclavado en el lujoso barrio de Belgravia de Londres, está adornado con cientos de billetes que, según la tradición, ayudarán a un “fantasma” que se cree habita ahí, a pagar sus deudas y descansar en paz. (Agencias)
Compartir en Facebook Fantasma de soldado 'invita' a visitar pub inglésCompartir en Twiiter Fantasma de soldado 'invita' a visitar pub inglés

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Un tradicional pub inglés supuestamente embrujado atrajo tan sólo en el último mes a las estrellas de Hollywood Edward Norton y Harrison Ford, así como a la popular cantante Miley Cyrus, según informó Notimex.

“En las últimas cuatro semanas nos han visitado los actores de Hollywood Edward Norton y Harrison Ford, y Miley Cyrus”, señaló el gerente general de The Grenadier, Tony Whitehead.

El pintoresco pub, enclavado en el lujoso barrio de Belgravia de esta ciudad, está adornado con cientos de billetes que, según la tradición, ayudarán a un “fantasma” que se cree habita en esas cuatro paredes, a pagar sus deudas y pasar a la otra vida.

El gerente de The Grenadier dijo a Notimex que el espectro es de un soldado de infantería conocido como Cedric, quien murió a golpes por sus colegas por hacer trampa en un juego de cartas, y sus caballos fueron apuñalados en las inmediaciones del comedor.

“Aunque no se sabe exactamente cuándo murió, en los meses de septiembre y octubre es cuando el fantasma aparece predominantemente porque fue asesinado en esas fechas y es cuando la gente siente más fuerte su presencia”, relató Whitehead.

El fantasma es de un soldado de infantería conocido como Cedric, quien murió a golpes por sus colegas por hacer trampa en un juego

Explicó que este 2014 se cumplen 100 años de que “una espiritista francesa que visitó el pub se sintió muy asustada y pegó dinero en el techo porque, según dijo, eso ayudaría a Cedric a irse, así que desde hace cien años los clientes pegan los billetes en el techo”, señaló el gerente del pub.

Principalmente se pueden apreciar antiguas monedas y dólares americanos porque el sitio -enlistado entre uno de los más embrujados de Inglaterra- atrae a cientos de turistas estadunidenses, pero también se puede contar dinero de todo el mundo.

The Grenadier, que se ubica en un estrecho callejón empedrado o Mews (antes caballerizas) donde hoy se erigen casas de varios millones de libras, es uno de los más pequeños del país, con capacidad para unas 40 personas sentadas, el más antiguo de la zona y uno de los más “embrujados” de Inglaterra.

Una sombra aparece en la esquina del pub, se dirige a la puerta y desaparece, portavelas de cristal amanecen estrelladas en el piso, y reportan una presencia inexplicable en varias ocasiones, de acuerdo con relatos recientes y pasados.

Uno de los más famosos recuentos es el de un jefe de la policía New Scotland Yard que vio una columna de humo y al acercarse un cigarro invisible le quemó la mano.

El propio Whitehead nos comentó que siente como le jalan la camisa, pero al voltear no puede ver a nadie.

Construido en 1720 como la casa del regimiento militar (First Royal Regiment of Foot Guards) el edificio después fue el comedor (Officers Mess) del duque de Wellington, héroe de la famosa Batalla de Waterloo.

Recibió la licencia de Public House o pub en 1818 y fue abierto con el nombre de “The Guardsman Public House” para después cambiar su nombre a “The Grenadier”, en honor a los soldados británicos que lucharon y derrotaron a los “grenadiers” franceses.

El oscuro pub, que ofrece cervezas, tradicionales “ales” y el famoso “Grenadier Bloody Mary”, está adornado con retratos del duque de Wellington y su barra original es una de las pocas sobrevivientes construidas en pewter (peltre).

Otro distinguido cliente en el siglo XIX fue el rey Jorge IV, quien con frecuencia visitaba el pub que se encuentra a unas cuadras del Palacio de Buckingham, residencia oficial de monarcas británicos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios