21 de Septiembre de 2018

Mundo

Sentencian a Amanda Knox a 28 años años de cárcel por asesinato

Ya pasó cuatro años presa tras haber sido acusada de asesinar a una compañera. Podría ser extraditada a Italia.

Foto de Amanda Knox y Raffaele Sollecito en el 2007 saliendo de la casa que compartían con la estudiante muerta Meredith Kercher en Perugia, Italia. (Agencias)
Foto de Amanda Knox y Raffaele Sollecito en el 2007 saliendo de la casa que compartían con la estudiante muerta Meredith Kercher en Perugia, Italia. (Agencias)
Compartir en Facebook Sentencian a Amanda Knox a 28 años años de cárcel por asesinatoCompartir en Twiiter Sentencian a Amanda Knox a 28 años años de cárcel por asesinato

Agencias
FLORENCIA, Italia.- Un tribunal de apelaciones en Florencia ratificó el jueves el fallo de culpabilidad contra la estudiante estadounidense Amanda Knox y su exnovio, acusados por la muerte en 2007 de una joven británica que compartía habitación con Amanda.

Knox fue sentenciada a 28 años y medio de cárcel, lo que abre la posibilidad de un dilatado proceso de extradición.

Los abogados de Knox y de su coacusado Raffaele Sollecito prometieron apelar ante la Corte Suprema de Italia, un proceso que demorará otro año y se sumará a una odisea legal que ha dividido a observadores en tres naciones.

En un comunicado emitido desde Seattle, donde había estado esperando el veredicto en casa de su madre, Knox dijo que estaba "atemorizada y triste" por la decisión. Dijo que era "injusta" y el resultado de un proceso radicalizado y de una investigación intransigente que trabajó para que el "tribunal de justicia prevaricara" (dicten una resolución arbitraria).

"Esto se ha salido de las manos", dijo. "Habiendo sido declarada inocente anteriormente, esperaba una mejor actuación del sistema de justicia italiano".

Tras casi 12 horas de deliberaciones, el tribunal ratificó el veredicto anunciado originalmente contra Knox y Sollecito en el 2009 por la muerte de Meredith Kercher. El fallo había sido revocado en el 2011 y la pareja fue puesta en libertad, pero la Corte Suprema italiana derogó esa decisión y remitió el caso nuevamente a un tribunal de Florencia.

Es improbable que Italia solicite la extradición de Knox antes de que el veredicto sea definitivo. Si la sentencia se ratifica, le seguiría un largo proceso de extradición 

Kercher, de 21 años, fue hallada sin vida el 2 de noviembre de 2007 en un charco de sangre en la recámara del apartamento que compartía con Knox en la ciudad italiana de Perugia, donde ambas estudiaban. Había sido degollada y violada.

Knox y Sollecito, quienes habían empezado una relación amorosa unos días antes, fueron arrestados en el transcurso de la semana siguiente. Un tercer acusado, el marfileño Rudy Guede, fue declarado culpable en un juicio separado y cumple una condena de 16 años por el homicidio.

Knox y Sollecito alegaron que estuvieron en el departamento de él la noche del homicidio, donde fumaron marihuana, vieron una película y sostuvieron relaciones sexuales.

Expertos han dicho que es improbable que Italia solicite la extradición de Knox antes de que el veredicto sea definitivo. Si la sentencia se ratifica, le seguiría un largo proceso de extradición en el que el Departamento de Estado norteamericano decidiría si entrega a Knox a las autoridades italianas para que termine de cumplir su sentencia. ella ya estuvo cuatro años en la cárcel.

Sollecito estaba en el tribunal el jueves por la mañana, pero no se presentó a la lectura del veredicto. Sus abogados dijeron que estaban asombrados por el fallo y la sentencia de 25 años de cárcel, y que apelarían.

"No hay ni una pizca de prueba", dijo el abogado Luca Maori.

El juez Alessando Nencini ordenó que se le revocara el pasaporte a Sollecito, pero no pidió traslado de Knox, reconociendo que ella estaba "en el exterior con justificación".

Los hermanos de Kercher estaban en el tribunal para escuchar el veredicto y dijeron que el resultado fue lo mejor que podían esperar.

"Es difícil sentir algo en este momento porque sabemos que habrá más apelaciones", dijo el hermano, Lyle Kercher. Al preguntarle si se sentía satisfecho, respondió que "no importa cuál sea el veredicto, nunca va a ser una ocasión para celebrar".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios