23 de Junio de 2018

Mundo

Sacan del lodo la segunda mitad de la estatua de Ramsés II en El Cairo

Este personaje está considerado como uno de los faraones egipcios más importantes de la historia.

Los arqueólogos tuvieron que utilizar una excavadora para extraer la estatua de las aguas. (RT)
Los arqueólogos tuvieron que utilizar una excavadora para extraer la estatua de las aguas. (RT)
Compartir en Facebook Sacan del lodo la segunda mitad de la estatua de Ramsés II en El CairoCompartir en Twiiter Sacan del lodo la segunda mitad de la estatua de Ramsés II en El Cairo

Agencia
El Cairo.- Un grupo de arqueólogos han detectado y recuperado del lodo la segunda mitad de la estatua de Ramsés II en El Cairo, informa el Ministerio de Antigüedades de Egipto.

"Puedo confirmar que es ciertamente una estatua de Ramsés II y no de ningún otro gobernante, ya que el templo que estaba al lado pertenecía a este faraón", afirmó Zahi Hawass, célebre egiptólogo y exministro de Antigüedades, citado por RIA Novosti.

De acuerdo con RT, el descubrimiento se produjo cerca del sitio de excavaciones del templo de Ramsés II, que se encontraba en el antiguo centro religioso y astronómico de Heliópolis. Hoy el lugar está situado en un suburbio de la capital del país. En su momento, el templo fue uno de los más grandes del Antiguo Egipto.

También te puede interesar: Descubren una reina desconocida en Egipto

"Por esta razón ni un solo objeto de la antigua historia de Egipto ha sido hallado íntegro aquí"

La semana pasada se recuperaron el busto y varios fragmentos de la cabeza de la estatua, que mide 8 metros de altura, pesa 4 toneladas y está hecha de cuarcita.

Ramsés II está considerado como uno de los faraones egipcios más importantes. Gobernó el país entre 1279 a. C. y 1213 a. C.

Según Hawass, el barrio donde fue encontrada la estatua, Mataria, es arqueológicamente complicado, por haber sido levantada la edificación moderna por encima de templos y tumbas antiguas. Además, la mayoría de los artefactos se encuentran, de hecho, por debajo de las aguas subterráneas, a una profundidad de entre dos y cuatro metros.

"Por esta razón ni un solo objeto de la antigua historia de Egipto ha sido hallado íntegro aquí", explicó el egiptólogo.

Los arqueólogos tuvieron que utilizar una excavadora para extraer la estatua de las aguas, lo que la prensа, que se ha mostrado especialmente crítica, calificó de "vandálico".

Sin embargo, Hawass subrayó que los investigadores no causaron ni un solo arañazo sobre la estatua, que ha sido enviada a un secadero.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios