12 de Diciembre de 2017

Mundo

Sacerdotes podrán negarse a oficiar bodas gay

Los religiosos son protegidos por una ley que permite al clero y líderes religiosos no realizar ceremonias si violan sus creencias.

Texas es uno de los pocos estados que todavía restringen la unión legal entre personas del mismo sexo. (Archivo/AP)
Texas es uno de los pocos estados que todavía restringen la unión legal entre personas del mismo sexo. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Sacerdotes podrán negarse a oficiar bodas gayCompartir en Twiiter Sacerdotes podrán negarse a oficiar bodas gay

Agencias
DALLAS, Texas.- El gobernador de Texas, Greg Abbott, firmó el viernes una legislación que protege a las iglesias, pastores y sacerdotes contra demandas civiles o sanciones gubernamentales, por negarse a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo.

La nueva ley protege a las organizaciones religiosas y a las personas de la realización de matrimonios que violan sus creencias religiosas, de acuerdo con The Associated Press.

“Los pastores pueden ahora ejercer su derecho de la Primera Enmienda", dijo Abbott al firmar la iniciativa SB 2065.

Abbott firmó la ley durante una ceremonia realizada este jueves en la Mansión del Gobernador en Austin, acompañado de varios legisladores que fueron esenciales en la su aprobación, así como miembros del organizaciones religiosas.

La legislación recibió el apoyo bipartidista luego que defensores de los derechos de los homosexuales lograran convencer a los legisladores de modificar la iniciativa y eliminar el lenguaje que dijeron implicaba una amplia discriminación en contra de lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros.

La nueva ley fortalece un precedente legal que ya autorizaba al clero y a otros líderes religiosos el negarse a realizar ceremonias de matrimonio, o proporcionar servicios relacionados, que “pueden hacer que una organización o individuo violen una creencia religiosa mantenida con sinceridad".

Interés legítimo

Texas aprobó una prohibición constitucional sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2005.

Un juez de una corte federal anuló la prohibición de 2014, pero Abbott quien en ese entonces era procurador estatal, apeló ese fallo, con el argumento de que Texas tiene un “interés legítimo de Estado” en alentar a las parejas de distinto sexo a procrear.

La Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito en Nueva Orleans, analiza el caso y no se espera que emita un dictamen antes de que la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos se pronuncie sobre el tema a finales de este mes.

Texas es una de las 13 entidades de Estados Unidos que aún prohiben el matrimonio entre personas del mismo sexo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios