17 de Octubre de 2018

Mundo

Se fugan 300 toneladas de agua radioactiva en Japón

Hasta el momento no se ha descubierto cómo se fugó el agua del depósito y no representa una amenaza inmediata para el mar.

Un trabajador camina junto a los tanques subterráneos de agua en la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi. (Agencias)
Un trabajador camina junto a los tanques subterráneos de agua en la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi. (Agencias)
Compartir en Facebook Se fugan 300 toneladas de agua radioactiva en JapónCompartir en Twiiter Se fugan 300 toneladas de agua radioactiva en Japón

Agencias
TOKIO, Japón.- Cerca de 300 toneladas (80 mil galones) de agua altamente radioactiva se fugaron de uno de los cientos de tanques de almacenamiento de la planta nucleoeléctrica de Japón averiada hace dos años por un tsunami, informó el martes el operador de la instalación.

Tokyo Electric Power Co. (TEPCO) dijo que el agua contaminada se filtró de un tanque de acero de la planta Fukushima Dai-ichi. TEPCO no ha descubierto cómo se fugó el agua del depósito, pero sospecha que fue a través de una válvula conectada a una canaleta alrededor del tanque.

TEPCO agregó que debido a que el tanque se encuentra aproximadamente a 100 metros (330 pies) de la costa, la fuga no representa una amenaza inmediata para el mar, pero Hideka Morimoto, un vocero para la agencia de control nuclear de Japón, dijo que el agua podría llegar al mar a través de un desagüe de alcantarilla.

Otros cuatro tanques con el mismo diseño han tenido fugas similares desde el año pasado. Los incidentes han afectado la confianza sobre la fiabilidad de cientos de tanques que resultan cruciales para almacenar el que ha sido un flujo interminable de agua contaminada.

La enorme cantidad de agua radiactiva es uno de los temas que más afectan al proceso de limpieza, que se estima durará décadas

"Estamos extremadamente preocupados", dijo Morimoto a los reporteros. Exhortó a TEPCO a determinar con rapidez la causa de la fuga y su posible efecto en las plantas tratadoras de aguas.

El vocero de TEPCO, Masayuki Ono, dijo que el agua se filtró al suelo después de atravesar una barrera hecha con sacos de arena adicional a la barrera de concreto alrededor del tanque. Los trabajadores estaban bombeando el agua encharcada y la del tanque para transferirla a otros contenedores, en un desesperado intento por evitar que se filtre al mar ante las fuertes lluvias pronosticadas para el día alrededor de Fukushima. Para el martes por la tarde se habían recuperado sólo cerca de cuatro toneladas (mil galones), de acuerdo con Ono.

El nivel de radiación del agua, medida a unos 50 centímetros (dos pies) por encima del charco, es de casi 100 milisieverts por hora, el máximo nivel de exposición acumulado permitido para los trabajadores de la planta durante cinco años, informó Ono.

Con base en un cálculo preliminar, la agencia de control definió la figa como un incidente de nivel 1, el segundo más bajo de los ocho que conforman la Escala Internacional de Accidentes Nucleares.

La planta sufrió varias fusiones luego del terremoto y tsunami de marzo de 2011 en Japón. El agua contaminada de otras partes de la planta también se ha filtrado al océano. Cientos de tanques se construyeron alrededor de la planta para almacenar enormes cantidades de agua contaminada que salía de tres reactores fusionados y del agua subterránea que corría hacia sótanos de reactor y turbinas.

Sin embargo, el agua contaminada que TEPCO no ha logrado contener sigue llegando al Océano Pacífico a un ritmo de cientos de toneladas al día. Mucha de esa agua es agua subterránea que se ha mezclado con agua radiactiva no tratada en la planta.

Ono dijo que la fuga más reciente fue la peor proveniente de un tanque en términos de volumen. Los cuatro casos previos involucraron fugas de hasta 10 litros (2.5 galones).

TEPCO informó que los tanques que han tenido fugas tenían uniones de goma y se supone que durarían cinco años. El vocero agregó que la empresa planea construir más tanques con uniones soldadas que son más resistentes herméticas.

Aproximadamente 350 de cerca de mil tanques de acero construidos en todo el complejo de la planta que contienen casi 300 mil toneladas (80 millones de galones) de agua contaminada parcialmente tratada son de menor durabilidad con uniones de goma.

"No tenemos más opción que seguir construyendo tanques, o no habrá lugar para almacenar el agua contaminada", señaló Ono.

El agua contaminada es reciclada como agua para enfriar el reactor, pero su volumen aumenta por 400 toneladas (105 mil galones) al día por la entrada de agua subterránea. TEPCO planea garantizar instalaciones de almacenaje capaces de retener 800 mil toneladas (210 millones de galones) más de agua para 2015.

La enorme cantidad de agua radiactiva es uno de los temas que más afectan al proceso de limpieza, que se estima durará décadas. Ha habido otras fugas de agua contaminada en la planta y parte de ella ha llegado al océano. Los trabajadores de Fukushima Dai-ichi están tratando de reducir las fugas con medidas como construir barreras químicas subterráneas, pero hasta ahora han servido de poco.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios