26 de Septiembre de 2018

Donde nació el zika nunca ha habido un caso entre humanos

Mientras las alarmas suenan en América por la enfermedad, en Uganda nunca se ha reportado un caso en humanos. En Uganda jamás se ha producido un brote entre seres humanos desde que se detectó el virus en un mono en 1947.

Gerald Mukisa, agente forestal y guía turístico, posa en la selva de Zika unos 25 kilómetros al este de Kampala, Uganda. (Agencias)
Gerald Mukisa, agente forestal y guía turístico, posa en la selva de Zika unos 25 kilómetros al este de Kampala, Uganda. (Agencias)
Compartir en Facebook Donde nació el zika nunca ha habido un caso entre humanosCompartir en Twiiter Donde nació el zika nunca ha habido un caso entre humanos

Agencias
SELVA DE ZIKA, Uganda.- Las aves trinan en las copas de los árboles y un leopardo recorre sigiloso la maleza en esta selva tropical de Uganda donde el virus del Zika fue descubierto hace casi 70 años, pero mientras suenan las alarmas en América, aquí hay escasa preocupación.

Se sospecha que la fiebre Zika está vinculada con un brusco aumento de defectos congénitos en Brasil, donde se identificaron las infecciones el año pasado, pero en Uganda jamás se ha producido un brote entre seres humanos desde que se detectó el virus en un mono en 1947.

Ahora el mundo se interesa por esta selva de 10 hectáreas a orillas del lago Victoria y a 23 kilómetros de Kampala, la capital.

"La gente me llama para decirme '¿qué harán con ese mosquito?' ¿Por qué sigues ahí?''', dijo el agente forestal y guía turístico Gerald Mukisa. "Y yo les digo que vivo aquí desde hace siete años y nunca me ha pasado nada".

Un equipo de The Associated Press visitó esta semana la selva de Zika, con sus árboles de 35 metros de altura y que ahora es un lugar de investigación del Instituto de Investigaciones de Virus de Uganda. Hay una torre de observación abandonada. Viene gente a observar las aves y músicos a filmar videos para sus canciones. Empresarios inmobiliarios amenazan invadir la reserva forestal.

La fiebre amarilla y el dengue son más comunes en el país africano

Sin embargo, hasta que se produjo el brote de Zika en el continente americano, se prestaba escasa atención al virus en la selva, según las autoridades ugandesas. El Zika no es considerado un mal importante en el África tropical, donde el paludismo, también transmitido por mosquitos, causa una gran mortandad.

"Aquí tenemos zorros, conejos, pitones e incluso un leopardo que perdió a su pareja", dijo Mukisa, un hombre robusto de 50 años con botas especiales para la selva, al pisotear la maleza. "La mayoría de la gente viene aquí a estudiar o hacer turismo. Ahora viene gente a preguntar por el mosquito".

El hecho de que el virus haya afectado de distinta manera en el trópico africano y el latinoamericano o caribeño puede deberse a la inmunización y al hecho de que los mosquitos transmisores son diferentes a uno y otro lado del Atlántico, con distintos hábitos.

El mosquito responsable del brote americano pertenece a la subespecie Aedes aegypti aegypti y allí podría radicar la diferencia crucial. El de Uganda es el Aedes aegypti formosus, que ataca a los animales más que al ser humano, según el doctor Julius Lutwama, un destacado investigador de los virus transmitidos por insectos. Dijo que en Uganda no se han reportado casos de defectos congénitos como la microcefalia -niños con cabezas anormalmente pequeñas- que se ha vinculado con el virus en Latinoamérica.

Si bien nunca se ha reportado un brote en Uganda, algunas personas han dado positivo, dijo Lutwama, que investiga el Zika desde hace años. La fiebre amarilla y el dengue son más comunes en el país africano y la gente infectada con ellas podría volverse resistente al Zika, añadió.

"Puesto que son enfermedades estrechamente relacionadas y transmitidas por el mismo mosquito, la probabilidad de inmunidad cruzada es muy alta", dijo a The Associated Press.

Según Matthew Aliota, especialista en virus transmitidos por mosquitos, los científicos creen que los ciclos de transmisión de Zika son distintos en Uganda. Mientras el Aedes aegypti aegypti en Latinoamérica y el Caribe prefiere alimentarse con sangre humana, en Uganda es la otra subespecie la que transmite el virus y ésta prefiere la sangre animal.

"La mayor parte de la transmisión es en el ciclo animal, con algún traslado ocasional al ser humano", dijo Aliota, que ha estudiado el brote reciente de Zika en Colombia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios