17 de Noviembre de 2018

Mundo

Mira qué hizo este padre para que su hija lo asesinara

La víctima confesó a la policía que enterró a su progenitor en el patio de la casa.

El asesinato ocurrió en 2006, pero la mujer confesó el hecho apenas este año. (Internet)
El asesinato ocurrió en 2006, pero la mujer confesó el hecho apenas este año. (Internet)
Compartir en Facebook Mira qué hizo este padre para que su hija lo asesinaraCompartir en Twiiter Mira qué hizo este padre para que su hija lo asesinara

Agencia
LONDRES, Reino Unido.- Una mujer fue sentenciada a nueve años en prisión después de que confesara que mató a su padre y enterró su cuerpo en el patio trasero de su casa en 2006 después de que ella descubrió su colección de pornografía infantil, incluyendo imágenes indecentes de ella.

Bárbara Coombes, de 63 años, de Reddish, Stockport, fue a la estación policiaca en Stockport, en enero 7, de este año y admitió que ella mató a su padre, Kenneth Coombes, de 87 años, en 2006.

La mujer declaró a la policía que ella lo apuñaló en Enero 2006, cuando ella vio que él tenía fotos de ella desnuda cuando era niña, según lo reportó The Guardian.

También te puede interesar: Su hermano abusó de ella y fue encarcelada por abortar

De acuerdo con información de Vanguardia, dijo que tenía miedo de no ser la única víctima de su padre e indicó a los investigadores que había sido usada como "esclava sexual" por su padre durante décadas y que fue violada cientos de veces por él.

Ella afirmó que su padre la llevó a un club de fotografía donde "la obligó a mostrar sus genitales mientras que otros hombres le tomaron fotografías".

En esta parte del patio, Bárbara Coombes enterró a su padre. (Internet)

"Recogí una pala con la que había estado trabajando y entré en la sala de estar donde estaba mi padre". Coombes dijo que golpeó a su padre en la parte posterior de la cabeza con la pala antes de cortarse la garganta con la cuchilla de la herramienta, informó The Washington Post.

Luego tomó una alfombra, envolvió su cuerpo y lo enterró detrás de un árbol en el patio trasero. Compró 2 mil libras de tierra para ocultar el cuerpo.

Dijo a los miembros de la familia que su padre murió repentinamente y que el hospital lo incineró.

Los vecinos dijeron que pensaban que el hombre se había ido. Coombes vivió en el hogar durante los siguientes 12 años.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios