21 de Julio de 2018

Mundo

Dios y lluvia, la fórmula para sobrevivir en altamar

Louis Jordan fue rescatado deshidratado, insolado y ampollado en las aguas del Atlántico.

Louis Jordan (de barba) tuvo que ingeniárselas para pescar con las manos durante sus 66 días de naufragio. (AP)
Louis Jordan (de barba) tuvo que ingeniárselas para pescar con las manos durante sus 66 días de naufragio. (AP)
Compartir en Facebook Dios y lluvia, la <i>fórmula</i> para sobrevivir en altamarCompartir en Twiiter Dios y lluvia, la <i>fórmula</i> para sobrevivir en altamar

Agencias
VIRGINIA, EU.- Louis Jordan dice que sobrevivió 66 días en el mar recogiendo agua de lluvia en un balde, capturando peces chicos para pescar otros más grandes y orando a Dios. El viernes, un día después de ser hallado, el hombre barbado de 37 años fue dado de alta de un hospital de Norfolk agradecido por haber sobrevivido a su odisea y sin aparentes efectos nocivos.

"Anticipábamos algo peor con ampollas y severa insolación y deshidratación", comentó el suboficial Kyle McCollum, que fue quien tuvo el primer contacto con el navegante.

Jordan fue rescatado del Océano Atlántico a unos 320 kilómetros de las costas de Carolina del Norte el jueves por la tarde por un buque de carga con bandera alemana, informa The Associated Press.

El mástil de la embarcación del marino de 11 metros se quebró en un temporal y daba la impresión de que el barco se hubiera volcado varias veces, dijo el capitán Thomas Grenz. El bote fue hallado en posición normal, dijo.

Jordan no estaba seguro de cuándo se volcó la embarcación por primera vez, dijo el suboficial David Weydert, un vocero de la Guardia Costera.

El marino se negó a una entrevista, pero dijo a WAVY-TV en Portsmouth, Virginia que racionó el agua y sus energías para sobrevivir.

"Cada día que pasaba me decía `Por favor, Dios, envíame alguna lluvia, algo de agua'", dijo.

Sin dolor

Jordan había vivido hasta enero en su bote de la década de 1950 en un embarcadero en Conway, Carolina del Sur, cerca de Myrtle Beach. Dijo a su familia que se internaría en el mar para navegar y pescar, dijo su madre Norma Davis.

Jordan contó a WAVY que navegaba hacia el norte cuando enfrentó mal tiempo. Dijo que la embarcación se llenó de agua y que de pronto se sintió volar por el aire y supuso que se había fracturado un hombro.

McCollum, miembro de la tripulación de un helicóptero de rescate de la Guardia Costera, dijo que Jordan presentaba una inflamación en la clavícula derecha cuando lo rescataron, pero que no parecía grave. "Movía el brazo de lo más bien y no daba señales de dolor", afirmó.

El 29 de enero la Guardia Costera en Miami fue notificada por su padre, Frank Jordan, que no había oído de su hijo en una semana, informó la portavoz de la agencia Marilyn Fajardo. La Guardia Costera dijo que se emitieron alertas desde Nueva Jersey hasta Miami.

Su búsqueda comenzó el 8 de febrero pero fue abandonada 10 días después.

Pesca manual

Según Grenz, Jordan le dijo que había partido de Charleston, Carolina del Sur, con provisiones para un mes. Jordan describió cómo se las había ingeniado para atrapar peces con las manos después de advertir que los atraían las ropas que remojaba en agua salada para limpiarlas.

Grenz dijo que hizo una fotocopia del pasaporte de Jordan según el cual este pesaba 131 kilogramos. Agregó que Jordan ahora pesaba unos 90 kilogramos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios