20 de Septiembre de 2018

Mundo

También en Taco Bell servían carne de caballo

La cadena de restaurantes se suma a las empresas que se han visto involucradas en el escándalo por el producto equino.

La empresa reforzará sus controles de calidad. (Agencias)
La empresa reforzará sus controles de calidad. (Agencias)
Compartir en Facebook También en Taco Bell servían carne de caballoCompartir en Twiiter También en Taco Bell servían carne de caballo

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Al ofrecer una disculpa pública a sus clientes tras reconocer que sus productos fueron adulterados con carne de caballo, Taco Bell se sumó a otras cadenas de restaurantes en territorio británico afectadas por el escándalo.

En Islandia, el inspector de carnes Kjartan Hreinsson dijo que una marca de pastel de carne hallada en un supermercado de Reikiavik no tenía "ADN de mamífero".

"Eso era lo curioso", afirmó. "Estaba anunciada como pastel de carne, por lo tanto debía serlo", según informa AP.

En Francia, España y otras partes de Europa se han hallado productos etiquetados como carne vacuna que en realidad contenían carne de caballo, desde alimentos congelados en supermercados hasta restaurantes de comida rápida, e incluso comidas en escuelas y hospitales.

Las autoridades dicen que los productos con etiquetas engañosas no implican riesgos para la salud, pero el escándalo ha llamado la atención sobre el complejo proceso de suministro de los productos procesados.

Miles de productos han sido examinados y se halló que la contaminación era relativamente escasa. La Agencia Británica de Normas Alimenticias dio a conocer que más de 5,400 productos fueron examinados en la nación, de los cuales más del 99% eran legítimos.

De todas maneras, el hecho de que se haya encontrado carne de caballo en varias marcas ha mantenido el asunto en los titulares de la prensa. Taco Bell se suma a una larga lista de proveedores -Nestlé, Burger King, Tesco, Birds Eye, Findus e incluso Ikea- que tuvieron que retirar productos en medio de las continuas revelaciones.

Las autoridades británicas dijeron que se ha hallado ADN de caballo en la salsa de carne de espaguetis y de lasaña, además de brochetas de carne de la compañía Brakes, que abastece a bares y al Servicio Gastronómico de la Cámara de los Comunes.

En un comunicado, la empresa propietaria de Taco Bell, Yum Brands Inc., afirmó: "Nos disculpamos a nuestros clientes y tomamos muy en serio esta cuestión puesto que la calidad alimenticia es nuestra mayor prioridad".

La presencia de la compañía en Gran Bretaña es pequeña en comparación a la que tiene en Estados Unidos, con sus más de 5,600 restaurantes. Taco Bell afirmó que sus restaurantes estadounidenses no usan carne procedente de Europa y no se han visto afectados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios