18 de Diciembre de 2017

Mundo

Elon Musk renuncia como consejero de Trump

El director de Telsa y SpaceX cortó lazos luego de que el presidente abandonara el Acuerdo de París.

El titular de las empresas Tesla y SpaceX renunció a su cargo en dos Consejos Consultivos del gobierno de Estados Unidos. (mundoejecutivo.com.mx)
El titular de las empresas Tesla y SpaceX renunció a su cargo en dos Consejos Consultivos del gobierno de Estados Unidos. (mundoejecutivo.com.mx)
Compartir en Facebook Elon Musk renuncia como consejero de TrumpCompartir en Twiiter Elon Musk renuncia como consejero de Trump

Agencia
ESTADOS UNIDOS.- El máximo ejecutivo de Tesla y SpaceX renunció a dos consejos consultivos de la Casa Blanca, luego del anuncio de Donald Trump de sacar a Estados Unidos del Acuerdo de París.

Musk, que se ha convertido en el ícono estadounidense de la energía limpia gracias al fabricante de automóviles eléctricos Tesla, renunció a dos consejos consultivos de la Casa Blanca después del anuncio del presidente de retirar al país del Acuerdo Climático de París, informa El Financiero.

El empresario de 45 años abandonó el Foro Estratégico y Político del presidente, así como el consejo de Manufacturas de la Casa Blanca.

También te puede interesar: El avión más grande del mundo inicia pruebas en tierra

"El cambio climático es real", dijo en Twitter. "Dejar París no es bueno para Estados Unidos ni para el mundo".

Los lazos de Musk con Trump habían enturbiado su imagen pública, consternando a sus partidarios que querían que siguiera los pasos del máximo ejecutivo de Uber, Travis Kalanick, quien renunció a un rol consultivo similar de la Casa Blanca.

Algunos clientes cancelaron las reservas de mil dólares para el próximo auto eléctrico Model 3 de Tesla. En California incluso aparecieron carteles que pedían a Musk abandonar a Trump.

Pero hasta el jueves, Musk, nacido en Sudáfrica y máximo ejecutivo de Tesla y del fabricante de cohetes SpaceX, insistió que era importante tener un asiento en la mesa para participar por el bien mayor.

Anunció que hablaría con Trump

La semana pasada, Musk tuiteó que había hablado directamente con el presidente sobre el acuerdo de París y que estaba "cautelosamente optimista de una decisión positiva".

El anuncio de Trump sobre el Acuerdo de París sugiere que Musk fracasó en sus esfuerzos por influenciar al presidente. La misión de Tesla para "acelerar la transición del mundo a la energía sostenible" también pareció estar claramente en desacuerdo con las visiones de Trump sobre el medio ambiente.

"Es la decisión correcta por parte de Elon", dijo Michael Mann, un destacado científico del clima, conocido por el llamado 'palo de hockey', una gráfica que muestra alarmantes datos de temperatura. "Los esfuerzos de Elon para involucrarse con Trump de buena fe no se toparon con buena fe".

Musk puede estar protegido de los ataques que ha hecho Trump a otros máximos ejecutivos, en parte porque muchos otros líderes corporativos expresaron decepción en la decisión de Trump este jueves.

Musk también ha adoptado una estrategia "hecho en Estados Unidos" para los autos de Tesla y los cohetes fabricados por SpaceX. Los 40 mil trabajadores de las dos compañías casi todos están ubicados en Estados Unidos.

Los coches de Tesla se construyen en Fremont, California, y su gigafábrica de baterías se encuentra en un distrito republicano del congreso en Nevada.

Los proyectos de Musk

Este verano, Tesla planea comenzar a lanzar el Model 3, un sedán eléctrico más pequeño con un precio que comenzará en aproximadamente 35 mil dólares antes de subsidios federales. Las expectativas en el Model 3 han impulsado las acciones de Tesla un 59 por ciento este año a 340 dólares.

El SpaceX de Hawthorne, California, tiene contratos con la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) valorados en 4 mil 200 millones de dólares.

El séptimo lanzamiento del año de SpaceX - una misión de la NASA para reabastecer la estación espacial - está programado para el jueves por la noche.

SpaceX también tiene contratos para lanzamientos militares estadounidenses de satélites estimados en aproximadamente 70 mil millones de dólares hasta 2030.

"Se ha llegado al punto en que la NASA necesita a Elon tanto como Elon necesita la NASA", dijo Marco Caceres, analista espacial sénior de Teal Group, un investigador de mercado aeroespacial y de defensa.

"Pero no veo retribución de Trump en esto. Trump debe saber que esta posición no es popular para la mayoría de la gente de negocios. No puede castigar a todos los que no están de acuerdo con él".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios