23 de Enero de 2018

Tenderé puentes con no creyentes y con el Islam: Papa

Líderes de Arabia Saudita y Afganistán, sin relaciones diplomáticas con el Vaticano, se reunieron con Francisco y otros diplomáticos.

El Papa Francisco convivió con embajadores y representantes de 180 países. (Milenio/Archivo)
El Papa Francisco convivió con embajadores y representantes de 180 países. (Milenio/Archivo)
Compartir en Facebook Tenderé puentes con no creyentes y con el Islam: Papa Compartir en Twiiter Tenderé puentes con no creyentes y con el Islam: Papa

Agencias
EL VATICANO.- El Papa Francisco anunció que la prioridad de su pontificado será luchar contra la pobreza “tanto material como espiritual”, y prometió tender “puentes” con el Islam y los no creyentes, recordando que, como hijo de emigrantes italianos, ha defendido el “diálogo entre lugares y culturas distantes”.

A los embajadores y representantes de 180 países y organizaciones reunidos en la Sala Regia del Palacio Apostólico, el Papa se dirigió en italiano, y no en francés como era tradición, rompiendo una de las viejas reglas del protocolo del Vaticano, de acuerdo a Notimex.

“La lucha contra la pobreza tanto material como espiritual: edificar la paz y construir puentes, son los puntos de referencia de un camino al cual quisiera invitar a participar a cada uno de los países que representan”, afirmó el Papa.

Cabe señalar que dio su discurso desde un sillón beige y rechazó emplear el imponente trono de madera tallada que otros pontífices solían usar para este tipo de audiencias, respetando el estilo sencillo que ha querido dar a su papado desde su elección el pasado 13 de marzo.

Francisco recordó las razones por las que escogió su nombre como pontífice: “Como saben, son varios los motivos por los que elegí mi nombre pensando en Francisco de Asís, una personalidad conocida más allá de los confines de Italia y de Europa, y también entre quienes no profesan la fe católica. Uno de los primeros es el amor que Francisco tenía por los pobres. ¡Cuántos pobres hay todavía en el mundo! ¡Y cuánto sufrimiento afrontan estas personas! “, lamentó el Papa al referirse a los huérfanos, enfermos y marginados.

Francisco también habló de la “la pobreza espiritual de nuestros días, que afecta gravemente a los países considerados ricos”, destacó.

“Es lo que el querido Benedicto XVI, llama la ‘dictadura del relativismo’, que deja a cada uno como medida de sí mismo y pone en peligro la convivencia entre los hombres”, explicó.

La condena a la dictadura del relativismo fue el hilo conductor del papado de Joseph Ratzinger, con quien Francisco se reunirá por primera vez hoy en Castelgandolfo, un encuentro inédito entre dos pontífices de sotana blanca.

Otras creencias

En su saludo a los embajadores y diplomáticos de todo el mundo, entre ellos representantes de Arabia Saudita y Afganistán, países con los que la sede papal no tiene relaciones diplomáticas, el Papa anunció que va a “intensificar el diálogo entre las distintas religiones, creo que en primer lugar con el islam”, recalcó.

“Aprecio mucho la presencia de tantas autoridades civiles y religiosas del mundo islámico que estuvieron durante la misa de inicio de mi ministerio”, subrayó.

Las difíciles relaciones con el mundo islámico ensombrecieron los ocho años de pontificado de Benedicto XVI; sin embargo, el Vaticano recibió con satisfacción la felicitación del imán Ahmed Al-Tayyeb, de la universidad egipcia de Al Azhar, enviado por la inauguración del pontificado de Francisco.

“También es importante intensificar la relación con los no creyentes, para que nunca prevalezcan las diferencias que separan y laceran, sino que, no obstante la diversidad, predomine el deseo de construir lazos verdaderos de amistad entre todos los pueblos”, dijo el Papa argentino.

Desde su elección hace nueve días, el pontífice se ha referido en varias ocasiones a la relación con los no creyentes a quienes invitó a ser “aliados” para la defensa de la justicia, la paz y el medio ambiente.

Misa para jardineros

El papa Francisco celebró ayer una misa para los jardineros y basureros que prestan su servicio en la capilla de la Casa de Santa Marta en el Vaticano, y al finalizar la ceremonia se sentó entre ellos para hacer una oración personal.

Según informó el portavoz de la sede papal, Federico Lombardi, durante la homilía el líder católico improvisó tomando como referencia el pasaje del evangelio del día que narra sobre las rocas recogidas por los judíos para lapidar a Jesús.

“Si nosotros tenemos el corazón cerrado, si tenemos el corazón de piedra, las rocas llegan a nuestras manos y estamos listos a tirarlas, por esto es necesario abrir el corazón al amor”, indicó.

Al término de la misa el pontífice se sentó entre los bancos con los fieles, en una de las últimas filas, para hacer un momento de oración personal.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios