Terremoto forma grieta cerca de la falla de San Andrés

La ruptura provocada por el sismo del 5 de julio se tragó” el agua que había en la zona.

|
Una calle dañada por un sismo en Trona, California. (AP Foto/Marcio José Sánchez)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Agencia
LOS ÁNGELES, Estados Unidos.- El terremoto de magnitud 7,1 que sacudió a California el viernes pasado, también abrió una grieta en la tierra que puede verse desde el espacio.

De acuerdo con información de CNN, cuando el temblor comenzó a las 8:19 p.m., muchos se apresuraron a cubrirse. Fue el segundo terremoto fuerte en golpear el área en menos de 48 horas.

El daño inmediato que causó fue muy claro. En las tiendas había botellas rotas y el líquido de latas que explotaron cubrían los pisos y otros artículos que habían estado colgados en las paredes se habían derrumbado.

Pero al día siguiente, también quedó claro que la topografía del área había cambiado.

Las imágenes de satélite proporcionadas por Planet Labs, Inc. muestran que se ha formado una grieta en el área cercana al epicentro.

Así se veía la zona previo al sismo del 5 de julio de 2019. (Foto: After PLANET LABS, INC.)

La grieta extensa se extiende a cierta distancia de un área que aparentemente contenía agua antes. Los patrones de erosión en la arena del desierto indican que parte de esa agua fue succionada.

La imagen de satélite no es la única evidencia de que la topografía de la región fue cambiada por el terremoto.

Acá se puede ver la grieta formada por el movimiento telúrico. (Foto: After PLANET LABS, INC.)

Una carretera cercana ahora está cerrada después de que los temblores agrietaran y movieran secciones de la carretera.

Cargando siguiente noticia