20 de Noviembre de 2018

Mundo

Tren accidentado en España duplicó la velocidad permitida

Las hipótesis del siniestro giran en torno al maquinista y a un fallo en los mecanismos de seguridad.

El límite de velocidad en la zona donde ocurrió el accidente es de 80 kph. (Agencias)
El límite de velocidad en la zona donde ocurrió el accidente es de 80 kph. (Agencias)
Compartir en Facebook Tren accidentado en España duplicó la velocidad permitidaCompartir en Twiiter Tren accidentado en España duplicó la velocidad permitida

Agencias
SANTIAGO DE COMPOSTELA, España.- Después de que España sufrió su accidente ferroviario más mortífero en décadas, una pregunta sin respuesta superó a todas los demás: ¿Por qué el tren iba tan rápido?

Los investigadores abrieron el jueves una pesquisa sobre los posibles fallos del conductor de 52 años y los sistemas de regulación de velocidad incorporados en el tren.

Los expertos dijeron que una de las dos posibilidades, o ambas, debe ser responsable del desastroso choque del miércoles por la noche del tren que transportaba 218 pasajeros y cinco tripulantes a Santiago de Compostela, destino de peregrinación católica que se preparaba para celebrar a su santo más venerado.

En lugar de eso, esta aturdida ciudad de casi 100,000 habitantes convirtió su escenario deportivo en un refugio para los muertos y el duelo, de acuerdo con AP.

El accidente ocurrió en un punto en que un sistema de regulación de velocidad da paso a otro

"Todos los españoles sienten el dolor de las familias y esperamos que los heridos se recuperen poco a poco", dijo el rey Juan Carlos de España, quien visitó, acompañado por la reina Sofía, a los sobrevivientes hospitalizados por el accidente ocurrido 4 kilómetros al sur de Santiago de Compostela. La pareja real vistió de luto.

El Ministerio del Interior dijo que el número de muertos había aumentado a 80. El incidente es el peor accidente ferroviario en España en cuatro décadas. El gobierno gallego dijo que 94 personas permanecían hospitalizadas en seis hospitales regionales, 31 de ellos en estado crítico, entre ellos cuatro niños.

Por la mañana, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, originario de Santiago de Compostela, recorrió el lugar del accidente junto a los trabajadores de rescate y visitó a los heridos y sus familias.

"Para un nativo de Santiago como yo, este es el día más triste", dijo Rajoy, quien declaró que España guardará tres días de luto. Agregó que las autoridades judiciales y del Ministerio de Fomento iniciaron investigaciones paralelas sobre las causas del accidente.

Muchas de las víctimas sufrieron quemaduras graves cuando el combustible diesel del tren provocó un incendio mientras algunos pasajeros estaban atrapados en vagones destrozados y volteados. Funcionarios de emergencia tomaron muestras de ADN de los que tenían las peores quemaduras, o de los inconscientes, en un esfuerzo por identificar tanto a los vivos como a los muertos.

Cálculos

Las declaraciones de testigos respaldadas por imágenes de las cámaras de seguridad al momento del desastre sugieren que el tren de ocho vagones iba demasiado rápido cuando intentó girar a la izquierda debajo de un puente. La compañía ferroviaria Renfe dijo que 218 pasajeros y cinco tripulantes viajaban a bordo del tren. Los funcionarios españoles dijeron que el límite de velocidad en ese tramo de vía es de 80 kilómetros por hora.

Un cálculo de la velocidad del tren en el momento del impacto utilizando la marca de tiempo del vídeo y la distancia estimada entre dos pilones dio un rango de 144 a 192 kilómetros por hora. Otra estimación calculada con base en la distancia típica entre travesaños ferroviarios da un rango de 156 a 182 kilómetros por hora.

Funcionarios de Santiago cancelaron las festividades del jueves y tomaron el control de la cancha de baloncesto bajo techo de la ciudad para usarla como una improvisada morgue. Allí, los familiares de los muertos se veían llorando y abrazándose.

El Ministerio del Interior descartó que se tratara de un acto de terrorismo.

Aunque sectores de la prensa española señalaron con un dedo acusador al conductor del tren, funcionarios gubernamentales y expertos ferroviarios advirtieron que la culpa podría recaer en un fallo de los sistemas diseñados para mantener los trenes a una velocidad segura.

Descarta error humano

José Antonio Santamera, presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de España, dijo que uno de los mecanismos supuestamente a prueba de errores del tren podría haber fallado.

"El sistema de seguridad detecta un fallo del conductor, (por ejemplo) si ha sufrido un desmayo y no responde a las llamadas, y entonces activa los sistemas de seguridad del tren. Así que casi que descarto un error humano", dijo Santamera.

Añadió que el accidente ocurrió en un punto en que un sistema de regulación de velocidad da paso a otro, lo que sugiere un posible fallo en el punto de transferencia.

El investigador principal de España en el accidente, el juez José Antonio Vázquez Taín, ordenó a los detectives interrogar al conductor del tren.

Renfe identifica al conductor, Francisco José Garzón Amo, como un empleado con 30 años de experiencia en la empresa ferroviaria estatal que se convirtió en conductor asistente en el año 2000 y en conductor plenamente calificado en 2003. La compañía dijo que Amo tomó el control del tren de un segundo operador a unos 100 kilómetros al sur de Santiago de Compostela.

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar Rodríguez, dijo a la cadena de radio Cope de España que el conductor había trabajado en esa ruta durante más de un año.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios